Trabajadores franceses bloquean el aeropuerto de Marsella

Un grupo de más de 500 trabajadores de la refinería l'Etang-de-Beurre, junto con empleados del sector aéreo y de los servicios postales, han bloqueado el acceso al aeropuerto de Marsella en protesta por la reforma de las pensiones, informó un portavoz sindical.

Trabajadores franceses bloquean el aeropuerto de Marsella
Trabajadores franceses bloquean el aeropuerto de Marsella

"Ningún vehículo puede llegar hasta los aparcamientos", señaló Medhi Rachid, del sindicato CGT de la refinería, situada en el municipio de Bouches-du-Rhone, cerca de Marsella, en el suroeste de Francia.

El bloqueo del aeropuerto, destino y punto de partida de vuelos internacionales y nacionales, comenzó de madrugada.

Por otra parte, varios miembros del Gobierno francés se esforzaron hoy comunicar que el desbloqueo de depósitos de carburante avanza, pero nuevas protestas contra la reforma de las pensiones esta mañana causaban perturbaciones en los desplazamientos en muchas ciudades.

El ministro del Interior, Brice Hortefeux que, como otros miembros del Ejecutivo intervino en emisiones radiofónicas a primera hora de la mañana, puso el acento en que "el 73% ó el 74%"de las gasolineras están "total o parcialmente aprovisionadas".

En una entrevista en la emisora 'Europe 1', Hortefeux admitió que en el resto se ha agotado completamente el carburante, pero insistió en que "tenemos varias semanas de reservas en los depósitos".

El ministro dijo que el problema es real y hay que garantizar el aprovisionamiento de las gasolineras antes de lanzar un mensaje de confianza a las personas que van a viajar con motivo del inicio de las vacaciones escolares de otoño a partir del sábado.

El ministro de Industria, Christian Estrosi, poco después de que lo hiciera el de Ecología, Jean-Louis Borloo, subrayó que el desbloqueo de los depósitos de carburantes se está materializando, y que "no hay más que 14"de los alrededor de 200 del país en los que los camiones de aprovisionamiento de las gasolineras siguen sin poder entrar por la acción de los huelguistas.

De madrugada, varios cientos de manifestantes con pancartas de los dos grandes sindicatos franceses (CGT y CFDT) bloquearon durante unas horas los accesos al tráfico rodado del aeropuerto de Marsella.

El titular de Interior, señaló que en Marsella, los que quieren desplazarse deben poder hacerlo, y recordó que ayer las fuerzas del orden ya habían intervenido en otros aeropuertos donde las centrales habían organizado acciones similares.

Recordó que ayer fueron detenidas 245 personas por participar en altercados -sobre todo jóvenes- y que en total son 1.901 desde el pasado día 12.

En Toulouse, donde hoy estaba convocada una nueva manifestación interprofesional contra el Gobierno y su reforma de las pensiones, al igual que en otras ciudades (como Nantes o la misma Marsella) los autobuses no circulaban desde primera hora de la mañana, y las carreteras de acceso estaban congestionadas.

La huelga seguía convocada en los ferrocarriles, donde el número de trenes en circulación era algo superior al de ayer, según el programa comunicado por la compañía SNCF.

En concreto, se mantenían en funcionamiento las tres cuartas partes de los trenes de alta velocidad (TGV), la mitad de los otros convoyes de largo recorrido, más del 60% de los regionales y de cercanías y la práctica totalidad de dos líneas internacionales: los Eurostar a Londres y los Thalys a Bélgica, Holanda y Alemania.

De nuevo se tuvieron que suspender los trenes de noche que conectan con España.

Esta tarde los sindicatos se reúnen para decidir sobre la continuación de las protestas, y el líder de la Confederación General del Trabajo (CGT) adelantó que su apuesta es marcar "un nuevo punto fuerte"en las protestas la semana próxima pese a las vacaciones escolares.

Paralelamente, el Senado continúa la tramitación del proyecto de ley que retrasa la edad de jubilación en dos años, un procedimiento que debe terminar con un voto sobre la totalidad del texto la próxima noche o, más probablemente, mañana.