Música

Del gospel al cielo

Ser negro en Alabama no era una cuestión sencilla allá por los años 40. Y mucho menos si eras ciego. Fueron tiempos en los que un negro no valía más que una mula vieja. Sin embargo, el negro de Alabama tenía esperanza por tres razones: el orgullo, la fe y la música.

El grupo actuó durante años solo en templos y en lugares de oración
El grupo actuó durante años solo en templos y en lugares de oración

Ése sería el punto de partida de The Blind Boys of Alabama, leyenda de la música americana, que hoy actúa en Madrid. El grupo se formó en 1939 y durante 40 años se movió casi exclusivamente dentro del circuito de la música de gospel negro. Su primer éxito llegaría con la canción «I can see everybody's mother but mine». Sin embargo, su particular devoción religiosa les hizo descartar una incursión en las listas de pop, renunciando a todo lo que ello significaba: abandonar la temática religiosa, grabar con productores exigentes, promocionar los discos… En definitiva: siguieron cantando en iglesias.
Jimmy Carter, vocalista del grupo, recuerda que «sólo nos permitían tocar ante audiencias de afroamericanos. Es difícil de creer que ese tiempo existiera, en realidad».

Cerca de Luther King
A comienzos de los años 60, se unieron al Movimiento de Defensa de los Derechos Civiles liderado por Martin Luther King, ofreciendo sus gargantas para cualquier acontecimiento benéfico destinado a recaudar fondos para la lucha. La música fue evolucionando y el negocio también. Tanto es así que la popularidad quedó ceñida en buena parte a las modas y a los designios de la industria. En ésta no había hueco para este venerable grupo de invidentes, por más que en 1983 consiguiera llamar la atención con el álbum «The Gospel of Colonus».
Pero, cómo son las cosas, los años 90 y, sobre todo, el comienzo del nuevo siglo trajeron los mejores vientos comerciales para el grupo. Llegaron los tiempos en los que los veteranos blancos reivindicaron el valor de la tradición y de las formas negras de ejecutar la música, con tipos como Eric Clapton, Bonnie Raitt, Lou Reed, Ben Harper y muchos más. Total, que The Blind Boys of Alabama comenzaron a recibir Grammys y una atención comercial. «Nuestros fans han sido siempre un apoyo increíble y el secreto de la longevidad», afirmaba Carter.
Y en estas siguen, con una formación que, obviamente, ha ido cambiando con el paso de los años. Aunque Jimmy Carter, uno de sus miembros fundadores, sigue en la carretera. «Take de High Road» es su último trabajo, en el que el grupo muestra su devoción por la música campera. «Toda mi vida he amado la música "country". Crecí con ese sonido volando por mis oídos, con las canciones de Hank Williams y otros muchos. Sus voces eran geniales, también los compositores. Y cada canción tenía un significado. Suficiente para el grupo», destaca Carter. «Hubo un tiempo en que el country gospel y el soul gospel compartieron el mismo libro de himnos. Ahora, simplemente, queremos traerlos juntos de vuelta». Esto, y muchas cosas más, es lo que ofrecerá el grupo en su visita, una leyenda de la música negra que tras siete décadas todavía tiene un mensaje que enviar: «La música salva».

Un «lifting» con «The Wire»
En 2000 publicaron «Real World», un sensacional álbum en el que contaron con instrumentistas como John Hammond, David Lindley o Charlie Musselwhite. En él incluyeron una brutal versión de «Down in the hole», de Tom Waits, que serviría de sintonía para la abrasiva serie de HBO «The Wire». Y cuatro años después, llegó Ben Harper para grabar un disco titulado «There will be a light».