Los bancos centrales piden subidas de tipos

Los tipos de interés oficiales deberían subir en todo el mundo para evitar una nueva crisis económica y, además, tendrían que hacerlo a un ritmo más rápido que en etapas anteriores.

La Razón
La RazónLa Razón

Ésta es una de las conclusiones del 81 informe anual que el Banco de Pagos Internacionales (BPI), conocido como el gran banco de los bancos centrales, presentó ayer en Basilea, tras su asamblea general. El organismo considera que «la probabilidad de inflación se ha elevado al combinarse una menguante holgura de la capacidad productiva con alzas en los precios de los alimentos, energía y otras materias primas». Ante ello, el BPI aboga por tipos altos a nivel mundial, ya que «el fuerte sesgo acomodaticio de las políticas monetarias podría comprometer bien pronto la estabilidad de precios».

En concreto, remarca que «la persistencia de unas tasas muy bajas retrasa los imprescindibles ajustes en la situación patrimonial de las familias y en los balances de las instituciones financieras, amplificando el riesgo de que reaparezcan las distorsiones que precedieron a la crisis». El director gerente del organismo, el español jaime Caruana, recalcó además durante su discurso en la asamblea general que «los riesgos de los emisores soberanos y del sector financiero continúan retroalimentándose mútuamente». También alertó del retorno «a una excesiva asunción de riesgos». En algunas áreas financieras, advirtió Caruana, parece que los inversores podrían de nuevo ir demasiado lejos, si bien destacó que el panorama es mejor que hace un año.