FC Barcelona

El amargo adiós de Bojan

El fichaje de Alexis Sánchez propicia la salida del canterano, que ficha por la Roma por 12 millones 

Bojan se despidió muy emocionado con el apoyo de Puyol y Xavi
Bojan se despidió muy emocionado con el apoyo de Puyol y Xavi

El Barcelona presume en el mundo de entero de un modelo basado en la cantera. Un modelo que le ha dado una infinidad de éxitos en los últimos años gracias a futbolistas como Xavi, Iniesta o Messi que se han formado en La Masía. Un modelo que, según los azulgrana, nada tiene que ver con el de otros clubes que tiran de «cartera». Los acontecimientos de las últimas horas dibujan una realidad completamente opuesta. Se ha fichado a Alexis Sánchez por 37,5 millones de euros y se ha traspasado a Bojan Krkic, que encarna como nadie los valores de La Masía, por 12 millones. Más cartera y menos cantera.

La salida del joven delantero estaba pactada desde hace semanas, pero estaba pendiente de la llegada de un delantero para hacerse oficial, cosa que ocurrió ayer, pocas horas después del fichaje de Alexis. Bojan se va a la Roma de Luis Enrique para tener los minutos que no le ha dado Guardiola. «Como socio y "culé"creo que es el mejor entrenador que podríamos tener, pero como jugador hay muchas cosas en las que no estoy de acuerdo con él, muchas cosas que han pasado y me han sabido muy mal», lamentaba ayer, con las lágrimas a punto de derramarse por su rostro. Bojan se quedó con la «espina clavada» de no haber jugado un solo minuto en las dos finales de «Champions». Especialmente dolorosa fue la de Wembley, cuando vio cómo un recién llegado como Afellay le pasaba por delante en la rotación y saltaba al campo en los últimos minutos.

Bojan no quiso polemizar con Guardiola y simplemente lamentó «no haber gozado de oportunidades suficientes» para demostrar su valía. «No puedo decir que no haya sido feliz, que haya sido un sufrimiento. Al contrario, he sido un privilegiado», aclaró.

La operación se ha cerrado bajo una fórmula imaginativa. La Roma paga ahora 12 millones de euros por el jugador, pero el Barça debe ejercer obligatoriamente la cláusula de recomprar prevista para dentro de dos temporadas con un coste de 13 millones. Si la Roma quiere impedirlo, deberá abonar entonces 28 millones más, que suman los 40 en los que se ha valorado al de Linyola.

Bojan se emocionó al ver que Puyol y Xavi se acercaron a darle su apoyo. Y es que se marcha con infinidad de recuerdos y con el cariño del vestuario y de una afición que siempre ha estado a su lado. Los «culés» son hoy un poco más de la Roma que ayer.