Una empresa cartagenera impulsa la expansión de la red de recarga de coches eléctricos

CARTAGENA- La empresa cartagenera EDE Energy, la única con capital exclusivamente murciano dedicada a la comercialización y montaje de estaciones de recarga para vehículos eléctricos, está participando en la expansión de la red de estas infraestructuras de recarga rápida en la Región.

La compañía, de nueva creación, está integrada en el Centro Europeo de Empresas e Innovación de Murcia (Ceeim), vinculado a la Consejería de Universidades y Empresa a través del Instituto de Fomento, y busca convertir a Murcia en una de las comunidades autónomas con una red sólida de estaciones de recarga eléctrica, como ocurre ya en zonas como Valencia, Málaga, Oviedo, País Vasco, Navarra, Cataluña y Madrid. La empresa está integrada por un grupo de ingenieros y emprendedores cartageneros que comprobaron que numerosos estudios reflejan la predisposición de los conductores españoles a adquirir vehículos eléctricos para sus desplazamientos por la ciudad.

Mientras que la recarga de este tipo de vehículos en el propio domicilio puede tardar unas ocho horas, en una estación eléctrica el tiempo es de entre una y dos horas, y dota al turismo de una autonomía de unos 200 kilómetros.

Para el gerente de EDE Energy, Antonio Luis González, esta capacidad hace atractivos los vehículos eléctricos para desplazarse dentro de una misma ciudad o provincia, pero podría servir para desplazamientos interprovinciales si la red de recarga fuera suficiente, ya que estos vehículos son menos costosos, más silenciosos y no emiten dióxido de carbono.

Por ello, la compañía apuesta por la instalación de nuevas estaciones de recarga (en Murcia hay dos de estas áreas, en el paseo de Alfonso X y en el centro comercial El Tiro) para impulsar el uso de los coches eléctricos y contribuir así a la sostenibilidad medioambiental de las ciudades. Además de los servicios de instalación y montaje de las estaciones, la empresa cartagenera ofrece también un servicio de consultoría para elaborar estudios sobre las necesidades de sus clientes, ya sean particulares o administraciones públicas.

En este sentido, las estaciones de recarga están dotadas con un software informático que recoge datos sobre las horas y días de mayor consumo, así como una aplicación para teléfonos móviles que indica la ubicación de puntos de recarga en toda España.