Sevilla derrapa con Tom Cruise

El actor y Cameron Diaz presentan «Noche y día» en la capital andaluza

Cruise y Díaz reviven el rodaje de «Knight and day»
Cruise y Díaz reviven el rodaje de «Knight and day»

Apareció Cruise en una Ducati roja, simulando derrapes para los fans congregados desde por la mañana en la sevillana plaza Virgen de los Reyes. Casi 30 grados bajo la Giralda y un ensordecedor rechinar de gomas, las de los dos deportivos que perseguían al actor estadounidense en la recreación de una escena de «Noche y día». La Fox, confiando en el atractivo de la capital andaluza, diseñó ayer en Sevilla una presentación nada convencional de la cinta: Cameron Diaz transportaba, uno a uno, a los periodistas americanos, derrapando en un BMW, hasta el deseado Tom, quien los recibía con una de sus famosas sonrisas. Y así lo hizo con los cerca de 70 periodistas invitados a compartir bólido con los protagonistas. Gracias a este reclamo publicitario diseñado por la productora usando el centro hispalense como plató, los sevillanos y numerosos extranjeros –en total, alrededor de 10.000 espectadores durante toda la jornada– pudieron disfrutar de la cercanía de Tom Cruise y Cameron Diaz. «Esta es la forma en la que los americanos promocionan su cine, porque no les gustan las entrevistas cara a cara; lo que venden es este tipo de espectáculo», explicó Nieves Peñuelas, directora de comunicación de Fox Cine. Al «american way» pusieron los sevillanos algo de su guasa para sobrellevar los muchos minutos bajo el sol en espera de un saludo. Cruise, que por la noche ya tenía previsto firmar autógrafos antes de la «première» en el Teatro Lope de Vega, estuvo «salao» con la concurrencia. Tanta es su pasión por Sevilla, comentan ufanos desde el Ayuntamiento, que «no será la última vez que lo veamos por aquí».

Diez millonesEl Consistorio calcula que el rodaje y la promoción dejarán 10 millones de euros en la ciudad y cree que sólo una campaña publicitaria de más de 33 millones de dólares equivaldría al impacto propagandístico que el filme –con sus veinte minutos finales dedicados a Sevilla– tendrá para el turismo. Las dos estrellas, que se alojan en el prestigioso Alfonso XIII, seguirán hasta el viernes en la ciudad.