Cine

Dennis Hopper adiós al último rebelde

Dennis Hopper, en una imagen de archivo
Dennis Hopper, en una imagen de archivo

Su triunfal debut como director, «Easy Rider» (1969), ya presagió el temperamento de un actor que no se doblegaría nunca a los cánones de la industria. Sobre una chopper junto a Peter Fonda y Terry Southern con «Born to be wild» de fondo, Hopper retrató un EE UU profundamente distinto al que el célebre «American way of life» pregonaba por todo el mundo. Su primera película, premiada en el Festival de Cannes, no sólo se convirtió en un icono del hippismo, sino que supuso un punto de inflexión cinematográfica que influiría en todo el cine de los años setenta. «Easy Rider» ayudó a iniciar una nueva era en la que las viejas figuras de Hollywood debieron ceder lugar a jóvenes cineastas como Francis Ford Coppola y Martin Scorsese.

Más allá de «Easy Rider»Pero no sólo de «Easy Rider» vivió Hopper. Su carrera, salpicada por los escándalos en su vida privada que nunca pretendió ocultar, dio, sin embargo, mucho más de sí que esta icónica película. Hopper recibió dos nominaciones al Oscar: una como guionistas por «Easy Rider» y otra como actor por su participación en el drama de 1986 «Hoosiers», donde interpreta a un entrenador alcohólico de un equipo de baloncesto de un colegio. Con una intensa carrera en Hollywood de más de 50 años, Hopper apareció en la década de los 50 junto a su mentor James Dean en «Rebelde sin causa» y «Gigante» e interpretó a un demente en «Apocalypse Now» (1979), de Francis Ford Coppola, además de participar en «Terciopelo azul» (1986), de David Lynch. El cáncer de próstata que Dennis Hopper padecía desde hace años acabó con su vida ayer en su casa de Venice Beach, en California. Hopper cayó enfermo en septiembre de 2009, aunque continuó trabajando casi hasta el final, tanto en su serie «Crash», como en un libro sobre su fotografía. Pero sus últimos meses también fueron consumidos por una amarga batalla de divorcio con su quinta esposa, Victoria Duffy. Hopper se casó cinco veces y vivió una vida cargada de drama hasta el final. En enero de este año, presentó una demanda de divorcio contra Victoria Hopper tras 14 años de matrimonio, y ella lo acusó con documentos judiciales de intentar eliminarla de su herencia. Él lo negó. Según explicó «US Magazine», el motivo que generó la petición de divorcio en enero fue una discusión en torno al testamento del actor y la cantidad económica que percibiría Victoria tras la muerte de éste.

Un triunfo frustradoConsciente de su delicado estado de salud, el pasado mes de marzo Hollywood le rindió un homenaje al darle una estrella en el Paseo de la Fama. Su carrera como actor tuvo un inicio muy prometedor, pero su fama de iracundo, alcohólico y drogadicto le impidió triunfar de verdad. De hecho, la leyenda cuenta que durante el rodaje de «Valor de ley» (1969) molestó tanto a su protagonista John Wayne que éste lo persiguió con un arma cargada.

En el psiquiátricoTambién fueron conocidos sus ataques paranoicos. En 1982, durante el rodaje de «Los guerreros de la jungla» en México, salió desnudo a la selva, convencido de que había estallado la Tercera Guerra Mundial. Pocos días después intentó saltar de un avión cuando estaba a punto de aterrizar por creer que se había incendiado. A su regreso a Estados Unidos tuvo que ser ingresado durante unos meses en un psiquiátrico. En España pudimos verle, entre otras ocasiones, en 2002, cuando recibió el Premio Donostia del Festival de Cine de San Sebastián, que reconocía toda su carrera, un galardón entregado por su amigo y cineasta Julian Schnabel, quien lo definió como «modelo de lo iconoclasta». «Transformó Estados Unidos en Estados Alterados», dijo Schnabel al referirse al impacto social de «Easy Rider».

Fimografía esencial - «Rebelde sin causa» (1955)- «Gigante» (1956)- «Duelo de titanes» (1957)- «The trip» (1967)- «La leyenda del indomable» (1967)- «Easy Rider» (1969)- «El amigo americano» (1977)- «Apocalipsis Now» (1979)- «Caído del cielo» (1980)- «La ley de la calle» (1983)- «Hoosiers» (1986)- «Terciopelo azul» (1986)- «Straight to Hell» (1987)- «Speed»/«Máxima velocidad» (1994)