«Confunden a un burócrata con un líder de partido»

El dirigente popular cree que el presidente de la Junta «no ha hecho sacrificios» por la formación.

La Razón
La RazónLa Razón

SEVILLA- El presidente del PP-A, Javier Arenas, puso ayer en duda el liderazgo de José Antonio Griñán al frente del PSOE-A, tras materializarse la marcha de su «número dos», Rafael Velasco. «Nunca ha llegado a liderar el PSOE-A porque esto supone un sacrificio», aseguró Arenas, una labor que el presidente de la Junta de Andalucía «nunca ha hecho». A su juicio, encabezar un partido lleva aparejado «estar en contacto con los militantes, asistir a reuniones que no te apetecen, sufrir un desgaste personal y hacer muchos kilómetros», por lo que los socialistas –en referencia a Griñán–, «han confundido a un burócrata con un líder de partido».
En un tono irónico, puntualizó que el cabeza visible de una formación política «debe hasta resfriarse, tal y como hice ayer en Tarifa», en referencia al acto de partido que tuvo en la localidad.
Arenas recordó las palabras que el propio Griñán pronunció cuando Chaves lo nombró su sustituto al frente de la Administración autonómica –dijo que también era el líder del PSOE porque «soy el presidente de la Junta»–, lo que le llevó a afirmar que el partido «está cada vez más institucionalizado, tal y como ocurre en México». El dirigente popular acusó a Griñán de ser un «líder de despacho» porque «no sabe trabajar en la calle, en contacto con los ciudadanos» y fue mucho más allá al asegurar que «no es lo mismo estar 30 años sin bajarse del coche oficial que liderar el principal partido de Andalucía».
En relación a la situación del partido tras la marcha de Chaves, señaló que «ahora hay mucho burócrata y muchas miradas de reojo» y que la crisis abierta a raíz de la dimisión de Velasco «se mantendrá candente hasta las próximas elecciones municipales». «A partir de ahí el escenario será distinto», auguró.