La Junta anima a los ganaderos a pactar un frente común para salvar el ibérico

María Jesús Pascual preside la reunión del ibérico
María Jesús Pascual preside la reunión del ibérico

Valladolid- La viceconsejera de Desarrollo Rural, María Jesús Pascual, volvió a insistir en la necesidad y fortaleza que supone que Castilla y León lleve una postura común en el bloque de alegaciones que presentará a la norma del ibérico elaborada por el Gobierno y que, según recalcó, fija tres categorías que son «una línea roja» para el Ejecutivo regional. Pascual, que mantuvo un encuentro con representantes del Grupo de Trabajo que estudiará el borrador de la norma y presentará las alegaciones, indicó que al dividir las categorías en tres se confunde al consumidor y queda denostada la producción de la principal producción de Castilla y León.

Mientras, desde las organizaciones agrarias COAG y UPA estiman que el 96 por ciento de los reproductores de porcino ibérico de Castilla y León, machos y hembras, quedará fuera de lo que pretende el borrador.

Las dos Opas proponen que en la Norma del Ibérico se recojan tres categorías en función de su alimentación y de su manejo: Ibérico de bellota, Ibérico de campo e Ibérico de cebo y así no se perjudique al sector regional.