MENÚ
miércoles 26 junio 2019
09:45
Actualizado

El presidente incumple su promesa electoral

Zapatero en febrero: «Conmigo de presidente no habrá recortes sociales»

No, no y no. Y otra vez no. El presidente del Gobierno se ha hartado de negar, en mítines, entrevistas y comparecencias, que vaya a recortar los gastos sociales para salir de la crisis. Hoy ha tirado por la borda su promesa electoral.

  • Zapatero, hace tres meses: «Conmigo de presidente jamás habrá recortes sociales»
    Zapatero, hace tres meses: «Conmigo de presidente jamás habrá recortes sociales»
Madrid.

Tiempo de lectura 2 min.

12 de mayo de 2010. 11:40h

Comentada
Madrid. 12/5/2010

Al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, le hubiera gustado pasar a la historia como el mandatario que más protegió los derechos sociales de los trabajadores. Por eso, cuando más arreciaba la crisis, no dudaba en jurar, contra viento y marea, que jamás tocaría uno solo de los derechos de los españoles. Hasta hoy.

 

Son muchas las ocasiones en las que Zapatero hizo de su política social su bandera. Una de las últimas, y quizás de las más palmarias, la del pasado 21 de febrero, cuando fue tajante en el mitin central del PSOE de Andalucía en Málaga:  "Conmigo de presidente jamás habrá en este país recortes sociales. Los trabajadores no van a perder derechos en la reforma laboral".

 

La promesa, la última de tantas, se hizo ante 16.000 personas que abarrotaban el Palacio de Ferias y Congresos de la ciudad malagueña. Sí adelantó que pondrá en marcha un plan de "máxima austeridad", pero dejó claro, para tranquilizar a los trabajadores, que no habría sorpresas. "Lo vamos a hacer bien, garantizando que el gasto social no se va a recortar", precisó.

 

No era, desde luego, la primera vez que se comprometía a romper una promesa que ahora ha roto. Unos días antes, en el mismo Congreso de los Diputados, insistía en esta misma línea, con el anuncio de un recorte en las políticas de gasto "que no afectará a ninguno de los programas de protección social".

 

No obstante, el plan de hoy le causará alguna que otra incomodidad con los sindicatos, que ya le han adevertido en numerosas ocasiones que no tolerarán que se toque las necesidades básicas de la clase trabajadora.

 

Últimas noticias