Jiménez comienza hoy su primera visita a Guinea Ecuatorial

La ministra de Asuntos Exteriores, Trinidad Jiménez, comienza hoy su primera visita a Guinea Ecuatorial, donde verá al presidente del país, Teodoro Obiang Ngema, en la cumbre de la Unión Africana (UA) que se celebra en Malabo.

Jiménez llegará esta tarde a la capital ecuatoguineana, en donde su primer acto será la inauguración del nuevo edificio de la embajada de España, con un posterior encuentro con los residentes españoles, según informa Exteriores en un comunicado. La ministra asistirá mañana, jueves, a la reunión de jefes de Estado y de Gobierno de la UA, organización en la que España tiene estatus de observador.


En esta cita, coincidirá con Obiang, quien ejerce como presidente de turno de la institución que agrupa a la casi totalidad de países africanos. No está previsto que Jiménez mantenga una reunión bilateral con Obiang, según Exteriores. Es la primera ocasión en la que Jiménez visita Guinea Ecuatorial como jefa de la diplomacia española, dos años después de que lo hiciera su antecesor en el cargo, Miguel Ángel Moratinos.


El último viaje de alto nivel a la que fuese colonia española hasta 1968 fue el que hizo el presidente del Congreso, José Bono, junto a un grupo de diputados el pasado mes de febrero.
Moratinos estuvo en julio de 2009 con una amplia delegación de empresarios y parlamentarios, entre ellos, el senador del PP Manuel Fraga, quien firmó la independencia de la ex colonia.


La relación del Gobierno español con Obiang ha sufrido altibajos en los últimos años, aunque ambos países han mantenido periódicamente su compromiso de intensificarla en el plano político, económico y cultural. Obiang, quien llegó al poder en 1979 tras un golpe militar, logró la reelección en noviembre de 2009 con más del 95 por ciento de los votos. La visita de Jiménez sucede a la que su colega ecuatoguineano, Pastor Michá, hizo a Madrid el pasado mes de noviembre. En aquella ocasión, la ministra ofreció al régimen de Malabo el apoyo de España para el mantenimiento de la estabilidad política y para la consolidación del estado de derecho en el país.


También le manifestó el deseo de aumentar las inversiones de las empresas españolas aprovechando las oportunidades de negocio que presenta Guinea Ecuatorial, que se ha convertido desde hace dos décadas en una de las naciones más ricas del continente por su producción de gas y petróleo.


España ha mantenido al mismo tiempo en los últimos años una actitud crítica por las denuncias de falta de respeto de los derechos humanos por parte del Gobierno de Obiang.
Guinea Ecuatorial es un país que Jiménez conoce bien puesto que vivió en él entre 1990 y 1992, cuando estaba casada con un diplomático español.