Fútbol

Benzema: gato perro y león

Sufrió la indiferencia y continuos toques de atención de Mourinho. Ahora, es «pichichi» de la pretemporada y el «9» indiscutible del Madrid

Benzema y Pepe celebran un gol ante el Tianjin Teda chino celebfrpretemporada
Benzema y Pepe celebran un gol ante el Tianjin Teda chino celebfrpretemporada

MADRID- La resurrección de Benzema –el niño querido de Florentino Pérez–, la calidad que prometía hecha realidad y su vuelta a la selección «bleu» es todo por obra y gracia de Mourinho. El francés ha sufrido la indiferencia del técnico, toques de atención en público y hasta comparaciones zoológicas, que le depararon el papel de «gato» muy lejos de la jauría que el técnico quiere en el área. Ahora, todo ha cambiado.

Benzema es el máximo goleador de la pretemporada madridista con 8 goles en siete partidos. Su alianza y compenetración con los otros dos mejores hombres de Mourinho, Cristiano Ronaldo (7 goles) y Özil (2), le ha regalado, de partida, la condición de «9» indiscutible del Real Madrid. Es más, el francés y «CR7» son los «pichichis» europeos de las pretemporadas de los equipos «Champions». Solamente y en coincidencia, Petersen (8) y Mario Gómez (7), delanteros del Bayern de Múnich, igualan sus registros en los ensayos de verano.

Una guerra psicológica la de «Mou» que no cejó hasta no conseguir lo que del francés reclama: «Que vea el fútbol como yo quiero». Dentro y fuera del campo, se entiende. Ahora es así. Pero para ello, Benzema atravesó varios estadios: de gato, a perro y, finalmente, lo que prometía. «No soy un gato, soy un león».

Mourinho llegó al Madrid y se encontró a un Benzema con síntomas inequívocos de inadaptación, rayando la apatía. Apenas hablaba español y se relacionaba con su compañeros, salvo con su compatriota Lass. Desde el primer momento, Mourinho le reprochó su falta de actitud. «Si fuera por tí, tendría que empezar a entrenar a las doce porque a la diez llegas dormido y a las once sigues durmiendo», le espetó en uno de los entrenamientos de agosto delante del resto de la plantilla.

Mourinho le pidió ayuda a Zidane y entre ambos le fueron transmitiendo el compromiso, la profesionalidad y la exigencia de un club como el Real Madrid. Zidane incluso le guió para variar sus hábitos nutricionales y bajar los seis kilos de menos con los que ha acudido este nuevo curso y resultar más ágil. Pero para diciembre, cuando se lesionó Higuaín, no había aún espabilado. «Si no tienes perro para ir a cazar, vas con el gato. Si vas con un buen perro, cazas más; si vas con un gato, cazas menos, pero cazas», ilustró Mourinho. Aún Benzema tuvo que pasar por más momentos de indiferencia del técnico, concentraciones en las que ni se miraban, calentar en la banda para no jugar ni un minuto, como en el derbi de Copa del Rey contra el Atleti... Hasta que comenzó a despertar. Tres dobletes consecutivos en Liga por el mes de marzo y el gol en Gerland, ante el Lyon en Liga de Campeones, que hizo saltar a Florentino Pérez por primera vez en un palco, eran signos de que el gato ya era perro. Hoy por hoy, es león.

Sergio Ramos, recuperado
El sevillano ha superado las molestias lumbares con las que volvió de China y ayer se reincorporó al trabajo en grupo, por lo que podría jugar la Supercopa.


«Mou» abre las puertas
Los detalles que ha tenido el manager general deportivo del Real Madrid, José Mourinho, durante la pretemporada con las aficiones de las distintas giras tendrán hoy su recompensa también con la afición local. El técnico ha decidido que el entrenamiento previo a la disputa de la ida de la Supercopa frente al Barcelona sea en el Bernabéu y abierto para el público y la Prensa. Será a las 19:00 horas. Posteriormente, Mourinho ofrecerá su primera conferencia de prensa de la temporada oficial. De esta forma, hoy se inauguran los duelos dialécticos entre Pep y «Mou», los últimos estuvieron cargados de polémicas, ironía, acusaciones e incluso insultos.