Alexander McQueen viste de gala al Metropolitan de Nueva York

Cerca de un centenar de los diseños que encumbraron a Alexander McQueen como uno de los grandes nombres del mundo de la moda se expondrán a partir del miércoles en el Museo Metropolitan de Nueva York, que dedica una retrospectiva al diseñador para homenajear su aportación al mundo de la moda.

Con motivo de la apertura de la muestra, "Alexander McQueen: Savage beauty (Belleza salvaje)", el prestigioso museo ya se vistió de gala anoche en la ceremonia anual de su Instituto del Vestido, que estuvo inundada más que nunca por grandes estrellas del cine, la música y la moda entre las que no faltaron los diseños del propio McQueen, fallecido el año pasado.

La actriz estadounidense Sarah Jessica Parker fue una de las invitadas que decidió acudir a la gala con un vestido del modisto británico, mientras que la española Penélope Cruz lució un diseño de Oscar de la Renta.

Algunas de las artistas que fueron vestidas por McQueen en los últimos años de su carrera también quisieron estar presentes en esta gala que sirvió como un tributo al modisto, entre ellas la cantante Rihanna, que llevó un diseño de Stella McCartey.

La hija del ex Beatle Paul McCartney fue además la elegida este año por el Metropolitan para copresidir esa gala benéfica junto al actor británico Colin Firth y la omnipresente directora de la revista Vogue, Anna Wintour.

Rostros famosos

En la gala también se pudo ver a la cantante Jennifer López, las actrices Jessica Alba, Renée Zellweger y Gwyneth Paltrow, a la modelo brasileña Gisele Bundchen y a otros rostros conocidos como el multimillonario Donald Trump.

De entre todos los invitados reunidos en la gala anual que recauda beneficios para el museo y que este año homenajeaba además a McQueen destacó la presencia de la diseñadora Sarah Burton, que tomó el relevo al frente de la dirección creativa de la firma Alexander McQueen cuando éste se suicidó en febrero del año pasado.

Burton se ha hecho un hueco en el mundo de la moda no solamente por haber sido la "mano derecha"del modisto durante más de una década, sino también por su diseño del traje de boda de Catalina Middleton con el príncipe Guillermo de Inglaterra.

Con esa gala llena de artistas y diseñadores el museo se prepara para abrir sus puertas mañana a una exposición que ha levantado gran expectación y en la que hasta el próximo 31 de julio se podrá apreciar, según el museo, "la extraordinaria contribución de Alexander McQueen a la moda desde 1992 hasta el final de su carrera".