Eurocopa

Y por supuesto Torres

Madrid- Tenía prisa Cazorla por llegar a la Ciudad del Fútbol de Las Rozas. El jugador del Málaga se perdió el Mundial de Suráfrica por culpa de una lesión, por eso ayer fue el primero en llegar a la cita con la Selección. Los jugadores estaban convocados a las 12, pero él estaba allí una hora antes. Sabe que Del Bosque cuenta con él para competir en Polonia y Ucrania, pero le podían las ganas de volver a sentirse parte del equipo nacional en una gran competición.

Después, fueron llegando todos, los de siempre y los nuevos, pero en realidad esperaban a alguien que no iba a aparecer, uno de los campeones de Europa y del mundo, uno de los capitanes. Esperaban todos a Fernando Torres después de ganar la Liga de Campeones con el Chelsea el pasado sábado. Y Fernando apareció poco después de las doce y media en forma de mensaje de texto, cuando la Federación anunció que Vicente del Bosque había llamado al «Niño» y a Juan Mata, que se incorporarán el viernes a la concentración del equipo en Saint Gallen para disputar al día siguiente el primer amistoso contra Serbia. El domingo, el preparador español tendrá que anunciar la convocatoria definitiva y Mata, del que nadie dudaba, y Fernando Torres estarán entre ellos.

La llamada de Torres era la noticia que esperaban todos. O casi todos, porque ahora Negredo y Soldado ya saben que se juegan un puesto para competir en Polonia y Ucrania. Algo que ya suponían desde hace meses. La llamada de Torres sólo ha servido para confirmarlo.
Sensaciones muy parecidas a las del delantero del Chelsea tenía ayer Raúl Albiol. El defensa del Real Madrid apenas ha jugado esta temporada, pero la lesión de Puyol le ha abierto de nuevo las puertas de la Selección. «Estoy muy agradecido a Del Bosque», dice el internacional español. «Me hubiera gustado jugar más esta temporada, pero estoy bien. Espero aprovechar esta concentración para que el seleccionador me incluya en la lista. Siempre es bonito estar con la Selección», asegura.

Albiol es uno de los que regresa cuando pensaba que la Eurocopa le quedaba demasiado lejos. Otros, como Juanfran, no se lo podían imaginar hace unos meses. «En diciembre era impensable, pero me ilusiona y me enorgullece estar aquí. Estoy deseando empezar», advertía.
Unos saben que llegan sólo a aprender, como Isco: «Éste es el premio a la temporada», reconoce. El centrocampista del Málaga abandonará a sus compañeros después del partido contra Serbia. Cambia a los campeones de Europa absolutos por los sub'21, que disputan un encuentro de clasificación para la próxima Eurocopa. Javi García, sin embargo, no descarta nada en su primera presencia con la Selección absoluta. «Ha sido una sorpresa, pero voy a pelear por estar en la Eurocopa», advierte.

Y para explicar a todos para qué se han reunido, apareció Sergio Ramos: "No nos cansamos de ganar. En el fútbol hay que seguir demostrando siempre porque no tiene memoria. No nos vale haber sido campeones de Europa y del mundo", dice.

 

Médico, entrenamiento y al cine
El día de ayer era tranquilo. Los nuevos tuvieron la mañana para conocerse y todos pasaron por las manos de los médicos para comprobar que están en condiciones de representar a la campeona de Europa y del mundo en la Eurocopa. Pero no se olvidaron del fútbol. Por la tarde, Del Bosque dirigió el primer entrenamiento. Un trabajo ligero antes de comenzar a motivarlos a través del cine. Luis Aragonés presidió en el salón que lleva su nombre, junto al equipo técnico que lo acompañaba en la Eurocopa de 2008, la proyección del documental «Campeones. La Roja», que repasa los éxitos que ahora quieren repetir.