Europa

Los partidos piden que el Nobel contribuya al proyecto europeo y a combatir los nacionalismos

Los partidos políticos con mayor representación en el Parlamento Europeo han saludado que la Unión Europea haya sido galardonada este viernes con el Premio Nobel de la Paz en reconocimiento a su liderazgo para promover la paz y la reconciliación en Europa y han subrayado que debe servir como acicate para continuar el proyecto de integración europea y combatir el auge de los nacionalismos en los Estados miembros.

El presidente del Partido Popular Europeo (PPE), el principal partido en la Eurocámara, Wilfried Martens, ha asegurado que el galardón es "un gran honor para cada uno de los ciudadanos europeos en los Veintisiete Estados miembros"y "también rinde tributo"a los "padres fundadores de Europa"que promovieron la paz y reconciliación en el Viejo Continente a través del proyecto europeo tras las dos Guerras Mundiales que lo asolaron. "Este logro subestimado europeo finalmente ha recibido el reconocimiento mundial que merece", ha insistido.

También ha confiado en que "en un momento en el que el populismo y extremismo están intentado derrumbar el ideal europeo"el galardón actúe "como un catalizador para reforzar el proyecto europeo".

"Mientras continúa el proceso de integración europea, nuestro objetivo debe ser la creación de una unión verdaderamente política", ha insistido, al tiempo que ha avisado que el mundo globalizado de hoy "la vía europea es la única manera en que las sociedades europeas pueden preservar su identidad y preservar un futuro de paz y prosperidad".

El presidente del Grupo de los Socialistas y Demócratas en la Eurocámara, Hannes Swoboda, de visita en Dublín, ha calificado de "gran noticia"el galardón y ha avisado en que "en estos tiempos de crisis"el premio supone "un paso importante y valiente"del jurado, aunque "también significa que la Unión Europea debe reforzar su compromiso con la paz"a pesar "de las críticas legítimas por los problemas actuales en la UE".

El líder progresista ha insistido en que en este contexto de crisis "no necesitamos menos europeo ni un paso atrás hacia los Estados-nación, sino más Europa"y ha recordado que "el proyecto europeo no es sólo una garantía para la paz en Europa y entre los Veintisiete Estados miembros en la actualidad, sino que también alcanza a vecinos de la UE y a países candidatos"a la adhesión.


UNA EUROPEA DIFERENTE, PACTO SOCIAL
Swoboda ha apelado a logros de la UE para crear un mercado único y garantizar un espacio de libre movimiento y sin fronteras, pero ha insistido en que ante todo representa "una sociedad en la que la solidaridad y la cohesión se valoran", por lo que ha pedido atajar de forma prioritaria el elevado desempleo, especialmente entre los jóvenes, "que crece de forma constante"para "devolver la esperanza y la confianza en Europa"a los propios ciudadanos.

"Lo que necesitamos es una Europa diferente, más justa en términos sociales. Además del pacto fiscal y el pacto por el crecimiento, necesitamos un pacto social para garantizar que los ciudadanos son el centro de todos nuestros esfuerzos", ha insistido el socialista, que ha defendido que la manera de avanzar en Europa pasa por una mayor integración "con una unión económica real y a largo plazo una unión política".

El presidente del grupo liberal en la Eurocámara y ex primer ministro belga, Guy Verhofstadt, ha considerado que el premio "está bien merecido"por su contribución a la creación de Europa como "un proyecto de paz"pero ha reclamado "no quedarse en los laureles".

"La concesión del premio no nos debe dejar con la ilusión de que hoy estamos teniendo el mismo éxito que los padres fundadores. La Unión tiene la obligación moral de aumentar sus esfuerzos para traer la paz en su vecindario", ha insistido el belga, que ha lamentado que existan todavía "muchos conflictos"abiertos y ha exigido "desarrollar una política exterior unida que rinda honor e los valores e historia de la Unión". "Esto es especialmente urgente cuando vemos nuestra inhabilidad para tomar una acción apropiada en Siria", ha apostillado.


EVITAR NACIONALISMOS
El ex primer ministro belga ha considerado que el Premio Nobel "envía un mensaje muy claro"de que "la visión de los padres fundadores de la Unión de superar las divisiones históricas y unirse en el interés de todos"todavía "resuena", pero ha insistido en que a la luz del "resurgimiento del nacionalismo y de las posturas euroescépticas"es necesario "luchar por el espíritu promovido por los padres fundadores de la Unión". "La necesidad de superar diferencias y construir nuestro futuro común juntos es incluso más importante que nunca si queremos mantener este importante proyecto con vida", ha concluido.

El copresidente del grupo de los Verdes y la Alianza Libre Europea, Daniel Cohn-Bendit, también ha celebrado el galardón y ha confiado en que éste sirva "en esta fase de transición crítica"de "recordatorio". "La historia nos enseña que a las sociedades a las que se obligan a arrodillarse ha producido los peores totalitarismos", ha lanzado.

El líder francés del Mayo 68 también ha defendido que la UE debe aprovechar el galardón "en tanto que poder para la paz"para "obtener un asiento en el Consejo de Seguridad de la ONU"y comprometerse a "restablecer la paz social en los países europeos en crisis".