La OTAN inicia la cumbre con un llamamiento a la unidad de la Alianza

El secretario general de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen, abrió hoy la cumbre de la organización con un llamamiento a mantener la unidad de la Alianza, en Afganistán y en cualquier otro reto de seguridad que pueda surgir en el futuro.

"Unidos podremos seguir haciendo que la OTAN sea una respuesta creíble a los retos de seguridad del mañana, porque ningún país puede hacerlo por sí solo", afirmó Rasmussen en la apertura de la reunión de dos días de jefes de Estado y Gobierno de la Alianza.

Rasmussen recordó que, en sus 63 años de existencia, la OTAN ha protegido a sus miembros y ayudado a hacer el mundo más seguro, y que si bien "el futuro es impredecible, juntos podemos afrontarlo con confianza pase lo que pase".

La cumbre definirá la implicación aliada en Afganistán a partir de 2015, una vez que se haya retirado la mayor parte de las tropas extranjeras y las fuerzas afganas hayan asumido toda la responsabilidad en su país.

Rasmussen dijo que la Alianza renovará su compromiso con el país asiático, "para que Afganistán no vuelva a albergar terroristas que nos ataquen en casa". La cita de Chicago va a lanzar una serie de proyectos para que los países aliados compartan el desarrollo y mantenimiento de programas de defensa, a fin de mantener sus capacidades militares gastando menos, y reforzará la cooperación con otros países no miembros "porque las amenazas no están confinadas a las fronteras", afirmó el secretario general.

Justo antes del inicio de la reunión, los jefes de Estado y Gobierno de los 28 países miembros guardaron un minuto de silencio durante una ceremonia de homenaje a los soldados de la OTAN que han muerto o resultado heridos en operaciones de la organización.