MENÚ
jueves 18 julio 2019
01:18
Actualizado

Expediente por ruido a Cortylandia

El Ayuntamiento estudia la denuncia de un vecino por el espectáculo de Sol. También ha abierto un parte contra los organizadores del Orgullo Gay

  • Un vecino del barrio de Sol denunció que el espectáculo infantil que organiza el centro de El Corte Inglés de la calle Preciados superó los límites permitidos de ruido en la Navidad de 2009
    Un vecino del barrio de Sol denunció que el espectáculo infantil que organiza el centro de El Corte Inglés de la calle Preciados superó los límites permitidos de ruido en la Navidad de 2009

Tiempo de lectura 4 min.

09 de enero de 2011. 02:30h

Comentada
9/1/2011

MADRID- Ni el famoso «Cortylandia, Cortylandia vamos todos a cantar» se libra de pasar los exámenes por ruido de la ordenanza de protección contra la contaminación acústica. El Ayuntamiento de Madrid informó ayer de que ha abierto un expediente contra El Corte Inglés, empresa que gestiona este espectáculo familiar, tras la denuncia de un vecino de Centro que considera que el volumen de la atracción infantil supera los límites legales. En concreto, la normativa municipal de la capital establecelos niveles máximos de sonido durante el día en entre 50 y los 80 decibelios. Ahora los técnicos del Área de Medio Ambiente comprueban si, tal y como denunció un residente del barrio de Sol, los personajes del Cortylandia del centro comercial de la Puerta del Sol se pasaron de volumen al entonar su tradicional villancico navideño en diciembre de 2009.
No es el único expediente sancionador por ruido que se ha conocido esta semana. El viernes los vecinos de Chueca informaron de que el Consistorio de la capital también está analizando los ruidos producidos por la fiesta del Orgullo Gay de 2010. En concreto, el «parte», que podría finalizar en sanción si se demuestra que se produjo contaminación acústica en el barrio, se dirige contra la Federación Estatal de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales, junto con el Colectivo de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales de Madrid y la Asociación de Empresarios Gays y Lesbianas.

Impacto «muy grave»
Ayer, fuentes del Área de Medio Ambiente, que dirige Ana Botella, quisieron precisar que esta investigación se ha abierto contra las entidades que explotan mercantilmente las fiestas de Chueca por el ruido de la música en las fiestas del barrio, y no por el sonido emitido por las carrozas que participan en el desfile de esta celebración. Asimismo, recalcaron que este expediente se abrió tras una denuncia de los vecinos y que la administración lo único que hace es «tramitar» esta queja de la misma manera que analiza la de Cortylandia.
Ayer los miembros de la Asociación de Vecinos de Chueca insistían, a través de un comunicado en su página web, en la veracidad de su denuncia y reiteraron que «el impacto acústico del orgullo gay de 2010 sobre el entorno residencial de Chueca fue muy grave». «Se superaron sistemáticamente los 80 decibelios que de manera excepcional se habían autorizado y se llegaron a superar de manera puntual los 100 dbA», añaden. El expediente de Chueca se encuentra en periodo de alegaciones hasta la semana que viene. Los organizadores apelarán que el ruido no lo provocaron los bares, sino las miles de personas que salieron a la calle esos días.


Se reabre la polémica en torno al día del Orgullo Gay
- «Indignados» y «desolados» se mostraron ayer los miembros de la Federación Estatal de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales (FELGTB) tras conocer que el Ayuntamiento les ha abierto un expediente por ruido tras la última celebración de la fiesta del Orgullo en 2010. La denuncia vecinal ha reabierto una polémica en Chueca que se inició durante la organización de la citada fiesta a principios del verano pasado. Toni Poveda, presidente de esta federación, aseguró a Efe que les piden que abonen una multa de  35.000 euros por sobrepasar los límites marcados en la Ordenanza municipal y que han solicitado una reunión urgente con el alcalde, Alberto Ruiz-Gallardón. Poveda acusó a la delegada municipal de Medio Ambiente, Ana Botella, de «homofobia» y de «llevar años intentando cargarse las fiestas del Orgullo».
- Por su parte, el secretario de Movimientos Sociales del PSOE, Pedro Zerolo, calificó de «cínica e hipócrita» la actuación de Ana Botella y Alberto Ruiz-Gallardón contra los organizadores del Orgullo 2010, según informaron los socialistas en un comunicado.

Últimas noticias