Un mapa para recorrer la Luna

Es la primera ocasión en la que se contempla la topografía lunar con una resolución tan alta
Es la primera ocasión en la que se contempla la topografía lunar con una resolución tan alta

MADRID- A pesar de que las misiones tripuladas a la Luna parecen cosa del pasado, el interés por el único satélite natural que gira alrededor de la Tierra no desaparece. Los científicos tratan de desentrañar cada una de sus peculiaridades para conocer mejor su formación y, así, acercarnos a los orígenes de la Vía Láctea.

La NASA ayer reveló la imagen más nítida que se ha obtenido de la superficie lunar. La sonda LRO (Lunar Reconnaissance Orbiter) ha obtenido un mapa de las elevaciones y valles que la conforman a una escala de cerca de 100 metros por píxel. De acuerdo con esta medida, cada píxel se corresponde con la extensión de dos campos de fútbol americano juntos.

Es la primera ocasión en la que se contempla la topografía lunar con una resolución tan alta. Con esta imagen «se pueden obtener datos que se esperan desde la era del Apolo», explicó ayer Mark Robinson, el investigador que lidera el equipo de la sonda que está en órbita desde 2009 y que se controla desde la Universidad de Arizona. La nitidez del mapa que ha conformado «servirá para determinar la forma en que la corteza se ha deformado, nos ayudará a comprender mejor la mecánica de los cráteres de impacto y a investigar la naturaleza de sus volcanes», añadió el científico. Así, Robinson es optimista acerca del futuro de las expediciones a la Luna ya que gracias a esta nueva imagen «se podrán planificar mejor las futuras misiones humanas y robóticas a la Luna», insistió.

Para obtener los efectos de tridimensionalidad y captar la elevación de las diferentes capas, el instrumento de la Agencia Espacial estadounidense ha combinado una cámara con un objetivo gran angular y un sistema de infrarrojos, la única herramienta de la sonda que es capaz de obtener imágenes de los dos polos, ya que, al permanecer constantemente en sombra, la cámara es incapaz de captar imágenes. No obstante, el equipo norteamericano pretende mejorar este «atlas lunar» a lo largo del próximo año, recopilando imágenes aún más fiables.
 

Una estrella para las Islas Canarias
El mayor telescopio óptico-infrarrojo del mundo, el Gran Telescopio Canarias y el instrumento Osiris, situado en el Observatorio del Roque de Los Muchachos del Instituto de Astrofísica de Canarias, en La Palma, captaron el pasado 7 de noviembre el nacimiento de una estrella a 2.000 años luz de la Tierra.