El PP denuncia que se alertó a algunos pueblos 5 horas después de la tormenta

La ciudad de Cáceres recuperaba ayer poco a poco la normalidad tras la tormenta de agua y granizo que descargó con fuerza durante 20 minutos la tarde del jueves y que provocó graves daños en viviendas, coches y árboles; hundió carreteras, inundó garajes, derribó decenas de muros y sumió a la ciudad en un caos circulatorio.

El granizo derribó 35 árboles, causó daños en viviendas y garajes, provocó hundimientos del firme en varios puntos y tiró varios muros
El granizo derribó 35 árboles, causó daños en viviendas y garajes, provocó hundimientos del firme en varios puntos y tiró varios muros

En este sentido, el Ayuntamiento de Cáceres y la Junta de Extremadura han abierto sendas oficinas para informar y asesorar a los afectados sobre las ayudas municipales, regionales y estatales a las que pueden acceder, así como de la forma de reclamar a los seguros de las viviendas por los desperfectos sufridos.
En medio de las labores de limpieza surgió una polémica suscitada por el presidente del Partido Popular extremeño, José Antonio Monago, que criticó el hecho de que el 112 elaborara el informe de alerta de fuertes tormentas a las 23:17 horas del jueves y que éste llegara a los ayuntamientos pasada la 01:00 de la madrugada, «mucho después de producirse la tromba de agua». «Hay que aclarar qué ha pasado con el 112, ya que el aviso de alerta llegó por fax a algunos ayuntamientos, como el de Malpartida de Cáceres, a la una y 47, cuando la tormenta se produjo a las 20:45 horas», cinco horas antes, añadió Monago.
Sin embargo, la Junta aseguró que el 112 alertó a las 10:45 horas del jueves del riesgo por lluvias y tormentas en toda la Comunidad, y añadió que, alrededor de las20:00 horas, fue advertido por el Centro Meteorológico de Sevilla de que las tormentas podrían recrudecerse. Ante esta situación, el 112 mandó faxes informando del nuevo nivel de alerta.
Rápida actuación
La alcaldesa de Cáceres, Carmen Heras, informó de que hasta 35 árboles o ramas de árboles de falsos plátanos, melias y acacias resultaron dañados en distintas zonas, sobre todo en las zonas de Ruta de la Plata y Nuevo Cáceres.
Tras visitar las áreas más afectadas junto al presidente de la Junta, Guillermo Fernández Vara, la regidora destacó la rapidez con la que se actuó, por lo que agradeció el trabajo de la Policía Local, de los Bomberos y de los trabajadores del Canal de Isabel II.