Fiebre en los municipios contra el uso del burka

El Vendrell, segundo ayuntamiento después de Lérida que aprueba el veto

El Vendrell, segundo municipio español que da luz verde a la prohibición del burka
El Vendrell, segundo municipio español que da luz verde a la prohibición del burka

Barcelona-La población de El Vendrell (Tarragona) se convirtió ayer en la segunda de España en prohibir el uso del burka y del niqab en los espacios municipales. El Pleno del Ayuntamiento votó a favor, con el apoyo de seis concejales de CiU, dos del PP, uno de ERC y cuatro de Plataforma per Catalunya. Los siete representantes del PSC se ausentaron de la votación para «no participar en este espectáculo».El Vendrell es el segundo municipio que prohibe estas prendas de ropa, tras Lérida, pero no será el último. Esta medida se está extendiendo por toda Cataluña. Una comisión del Pleno del Ayuntamiento de Barcelona debatió ayer el asunto, sin votación, y a petición del PP. Aún no se sabe si se votará la prohibición.De todos modos, en la próxima semana una capital de provincia, Tarragona, votará probablemente a favor de la prohibición del burka y del niqab, y también hará lo mismo la segunda localidad más poblada de la zona Reus. Y eso no es todo. Más municipios catalanes tienen previsto debatir o votar el mismo asunto, como por ejemplo Mollet del Vallès, Balaguer o Cunit. Parece que la oleada en Cataluña es imparable.En el caso de El Vendrell, la votación sirvió para «limitar» el acceso y el uso del velo integral y otras vestimentas y accesorios que cubran totalmente la cara e impidan la comunicación visual en los edificios y equipamientos municipales.Hubo mucha expectación en el Pleno de El Vendrell. Había vecinos, colectivos de inmigrantes, una enorme cantidad de periodistas e incluso el presidente de Plataforma per Catalunya, Josep Anglada. El Pleno duró dos horas y acabó con la prohibición del burka y del niqab. Ahora falta por ver las votaciones de la próxima semana, que pueden encender una mecha imparable en Cataluña y España.

Sin riesgo en RamadánLos temporeros musulmanes que trabajen este verano en las empresas adheridas a la asociación agraria Aeall-ASAJA deberán firmar un documento eximiendo a los agricultores de cualquier responsabilidad derivada del ayuno que conlleva la celebración del Ramadán, que este año cae en agosto. Los empresarios del sector ya han anunciado que tomarán medidas para prevenir riesgos para la salud de aquellos trabajadores que practiquen el Ramadán, según ha informado la asociación.