Los entrenadores con traje ganan más partidos

Si Luis Aragonés hizo campeona de España no fue precisamente por su afición al "chandalismo", sino más bien a pesar de su alergia a ponerse una chaqueta y una corbata en un banquillo. Eso es al menos lo que sostiene un sorprendente estudio según el cual los técnicos que visten de traje obtienen mejores resultados que los que no lo tienen.

Los entrenadores con traje ganan más partidos
Los entrenadores con traje ganan más partidos

De acuerdo con este estudio, elaborado por científicos del deporte de la Universidad de Portsmouth, en Inglaterra, los jugadores tienen una percepción mejor de su jefe si éste les da instrucciones con traje, ya que la apariencia es muy importante en las impresiones que los futbolistas tienen de él.

''Hemos encontrado que la ropa que usan los entrenadores puede tener un efecto directo sobre las percepciones de los jugadores de la capacidad del entrenador", dice el doctor Richard Thelwell, según informa Eurosport. ''Los jugadores miran a su entrenador para que les proporcione conocimientos técnicos, para motivarlos y guiarlos. Un entrenador con un traje sugiere valor estratégico que es, obviamente, ideal para un partido".

La investigación, publicada en la Revista Internacional de Psicología del Deporte, se realizó después de solicitar a 97 hombres y mujeres que observaran y explicaran qué les transmitían cuatro fotografías de cuatro entrenadores diferentes. Los que vestían traje, según los investigadores, "fueron percibidos como más competentes estratégicamente que los que usaban atuendos deportivos. Sin embargo, al usar ropa deportiva, eran percibidos como técnicamente más competentes a la hora de tocar el balón'.

Mejor estratega
El entrenador que era delgado y llevaba un chándal era el mejor clasificado para la construcción de habilidades de carácter técnico y las habilidades necesarias a la formación y el desarrollo de jugadores. Sin embargo, el técnico que era delgado y vestido con elegancia (Pep Guardiola o Mourinho) era el mejor clasificado como un estratega, lo que más esperan de él durante un partido.

''Los deportistas tienen que estar dispuestos a ser persuadidos para empujar los límites físicos y mentales, porque el entrenador cree que puede presionar más o incluso porque el entrenador les dice que solo, pero, hasta ahora, muy poca investigación se ha hecho sobre lo que sucede en esos primeros momentos, y que es más importante si el atleta se prepara para ir junto con los ideales del entrenador, informa el portal Yahoo.