Al Qaida mata a un turista secuestrado en Niger

El grupo terrorista Al Qaeda del Magreb Islámico (AQMI) anunció hoy el asesinato del turista británico Edwen Dyer, que había sido secuestrado en Níger el 22 de enero pasado.
La organización, en un comunicado difundido en sitios islamistas de internet, comunicó que Dyer, que se cree estaba retenido en Mali, murió el 31 de mayo pasado, al vencer el segundo plazo dado por AQMI para que el Reino Unido aceptara sus "demandas".
Dyer fue secuestrado junto a otros tres turistas, dos suizos y un alemán, en territorio de Níger cercano a la frontera con Mali, cuando regresaban a este último país tras asistir a un festival cultural.
Dos de los turistas, una suiza y una alemana, fueron liberados el 22 de abril pasado en compañía de dos diplomáticos canadienses, Robert Fowler y Louis Guay, que también habían sido secuestrados en Níger en diciembre de 2008.
Según informó a mediados de mayo pasado la prensa argelina, una de las brigadas de AQMI había exigido, entre otras demandas, el pago de un rescate de diez millones de euros para liberar a los dos rehenes europeos que mantenía en su poder.
También pedía la suspensión, por dos meses, de las operaciones contra ese grupo terrorista, que opera en las zonas fronterizas de Argelia, Mali y Níger.
Un mes antes, AQMI había amenazado con ejecutar al rehén británico si las autoridades del Reino Unido no liberaban al islamista Abu Qutada, próximo a Osama bin Laden.
Abu Qutada se encuentra en trámite de expulsión hacia Jordania, su país de origen, donde fue condenado en rebeldía a quince años de prisión y trabajos forzados por actos de terrorismo.
El comunicado de AQMI, que anunció que el "soldado británico"Dyer fue asesinado a las 19.30 hora local del 31 de mayo, no aclara, sin embargo, el destino del cuarto rehén, el suizo Werner Greinter.
Según el grupo terrorista, los secuestradores habían dado "suficiente tiempo"a un intermediario británico que no identifica para terminar con éxito las negociaciones que permitieran la puesta en libertad de los rehenes.
"Pero parece que el Reino Unido no da importancia a sus ciudadanos e insiste en la continuación de su arrogancia del poder", agrega la declaración, que añade que el grupo terrorista "no olvidará"a los prisioneros musulmanes.

Condena de Brown

El primer ministro del Reino Unido, Gordon Brown, calificó hoy de "brutal"el asesinato.
El jefe del Gobierno británico señaló en un comunicado que se trata de un acto "terrible"y agregó que "esta estrategia refuerza nuestro compromiso de afrontar el terrorismo. Fortalece nuestra determinación a no aceptar nunca las exigencias de los terroristas, ni pagar rescate".
"Quiero que a los que utilizan el terror contra ciudadanos británicos no les quede ninguna duda de que nosotros y nuestros aliados les perseguiremos sin tregua, y ellos afrontarán la Justicia que merecen", resaltó el "premier".
Por su parte, el ministro británico de Asuntos Exteriores, David Miliband, dijo hoy que la toma de rehenes y el asesinato nunca pueden ser justificados cualquiera sea su causa.
"Esta noticia trágica se produjo a pesar de los enormes esfuerzos de un equipo británico en el Reino Unido y Mali (que trataron de conseguir la liberación de Dyer), con la valiosa ayuda de socios internacionales", puntualizó Miliband.