El pro-europeo Boris Tadic proclama la victoria y Nikolic acepta la derrota

El pro-europeo Boris Tadic proclamó hoy su victoria en las elecciones presidenciales serbias, y el candidato euroescéptico y pro-ruso Tomislav Nikolic reconoció la derrota.
"Felicito a los ciudadanos por mostrar que Serbia es una democracia europea", dijo Tadic tras declararse vencedor, y agregó que su contrincante, Nikolic, merecía todo su respeto por el número de votos conseguidos.
"No es hora para festejar, sino para trabajar", subrayó Tadic en la sede de su partido, y agregó que tiene "gran fuerza, y gran voluntad"para lograr el objetivo de crear unas condiciones de vida mejores para los ciudadanos, muchos descontentos por los lentos cambios, la alta tasa de desempleo y el bajo nivel de vida.
"Hemos triunfado juntos, Serbia triunfó", concluyó Tadic.
"Tadic ha vencido, felicitaciones", dijo, por su parte, Nikolic desde el cuartel general de su formación, al admitir su derrota.
Nikolic se mostró muy contento por el apoyo de más de dos millones de votantes, el mejor resultado jamás alcanzado por su Partido Radical Serbio (SRS), formación ultranacionalista en la oposición.
La participación alcanzó el 67,6 por ciento, lo que supone más de 4,5 millones de electores, de los 6,7 millones del censo electoral, según la Organización No Gubernamental (ONG) serbia el Centro para las Elecciones Libres y la Democracia (CESID).
Según los resultados parciales oficiales de la Comisión Electoral, tras el recuento del 47,55 por ciento de los votos, Tadic lleva obtenidos el 51,16 por ciento, frente a Nikolic, con el 47,18 por ciento.
Las estimaciones del CESID apuntaron a la victoria de Tadic, con una diferencia del 2,5 por ciento.
Según el CESID, Tadic obtendría el 50,5 por ciento, frente a Nikolic, con el 47,9 por ciento.
Nikolic también indicó hoy que apoyará a todas las instituciones del país "que quieren defender los intereses nacionales"y su pugna diplomática por preservar Kosovo, provincia serbia cuya mayoría albanesa se prepara para proclamar la independencia.
Asimismo, pidió a Rusia que siga apoyando a Serbia indistintamente de quién es el ganador de estas presidenciales, y a la Unión Europea (UE) que "deje de chantajear y poner condiciones imposibles"ante Serbia.
"Estamos preparados para la UE, pero las condiciones que pone no podrá cumplir nadie"en Serbia, según Nikolic.
Los ciudadanos serbios elegían hoy al jefe del Estado en una segunda vuelta electoral, en un ambiente plebiscitario y en un momento difícil para Serbia ante la posible independencia de Kosovo, que los albaneses proclamarán en coordinación con Washington y Bruselas.
En Serbia, ha ido en aumento en los últimos meses la reticencias hacia la UE por la disposición de muchos países europeos a reconocer la independencia de Kosovo, a la que Serbia se opone rotundamente, y que tiene el apoyo de Rusia.
Nikolic aseguró también que el gran número de votos que ha ganado muestra que los votantes serbios quieren cambios y anunció todavía "luchas políticas", la primera en las elecciones locales previstas para mayo próximo.

La UE felicitó al presidente serbio, Boris Tadic, por su reelección como jefe del Estado en la segunda vuelta de las presidenciales celebradas hoy y se felicitó porque los serbios confirmaron el apoyo al "curso democrático y europeo"adoptado por los dirigentes serbios.
En ese sentido, espera que la victoria de Tadic "acelere el avance de Serbia en el camino hacia la UE"y "la firma del Acuerdo de Estabilización y Asociación que abrirá el camino para la designación de candidato en un futuro próximo".
La presidencia europea, que este semestre corresponde a Eslovenia, "aplaude la alta participación, y según las primeras declaraciones, la limpieza e imparcialidad de las elecciones". "La Presidencia muestra su satisfacción por el hecho de que el pueblo serbio parece haber confirmado su apoyo al curso democrático y europeo del país", agrega el comunicado.
La UE también aprovecha para insistir en su "compromiso"con la perspectiva europea de Serbia y recuerda la última declaración de la reunión de enero de los ministros de Exteriores de los Veintisiete en la que invitaban a Serbia a suscribir un Acuerdo Político de Cooperación con el país balcánico.
"Serbia tiene un papel crucial que desempeñar en los Balcanes Occidentales y el pueblo de serbia es parte de la familia europea. La UE desea profundizar su relación con Serbia y acelerar su avance hacia la UE", indica también el texto de la Presidencia eslovena.
También emplaza a Serbia a "aplicar con vigor las reformas necesarias para avanzar en el proceso de Estabilización y Asociación"
y destaca la "importancia clave de conseguir una cooperación total con el TPIY", en referencia al Tribunal Penal Internacional para la Antigua Yugoslavia, con sede en La Haya.