Golpe a la banda del Volvo Rojo

La Policía Nacional detiene a cinco «aluniceros» responsables de 15 asaltos

Eran los más efectivos y los más buscados. También los más audaces. tener a toda la policía de Madrid en los talones no evitó que siguieran perpetrando los alunizajes más temerarios y espectaculares de la Región en bancos y locales comerciales. Ayer la desigual lucha llegó a su lógico final y la Policía Nacional informó de la desarticulación de la banda. resultaron ser extremadamente jóvenes: un menor de edad y cuatro compinches de entre 19 y 22 años son los detenidos y los responsables de haber tenido en jaque a la policía desde febrero. Era vox populi que la bautizada como la banda del Volvo Rojo, por uno de los vehículos que emplearon reiteradamente en sus asaltos era la que estaba detrás de los asaltos a Entidades bancarias mediante el método del alunizaje. Se trataba de un método innovador, porque jamás antes se habían asaltado bancos de esa manera. Las sucursales de IberCaja fueron los objetivos principales. Su actividad, sin embargo, era diversa, y no hacían ascos al caramelo de los aluniceros: la «Milla de Oro» del barrio de Salamanca, donde demostraron su heterodoxia asaltando una tienda de Loewe a las cuatro de la tarde, en plena hora punta de trasiego comercial. Se movían como el rayo, y conocían el oficio como los veteranos, y como el toca a cualquiera que quiera ser veterano de verdad, ayer pasaban ya la noche entre rejas. Los vehículos usados en los alunizajes los robaban en concesionarios, no en la calle, según informaron ayer fuentes de la Jefatura Superior de Policía de Madrid. preferían los todoterreno, ideales para reventar lunas y tumbar muros. después estudiaban con cuidado las medidas de seguridad de los locales y llegaban a usar hasta cuatro vehículos en durante los ataques. Según las mismas fuentes, algunos de los detenidos eran verdaderos expertos en «conducción evasiva». Fueron detenidos en sus casas. En fuga era literalmente imposible.