La hipertensión en España

Hablamos de Hipertensión cuando se detectan cifras de presión arterial por encima de un valor que, por consenso, se ha fijado en 140/90 mmHg. La primera cifra es la llamada presión arterial sistólica y la menor presión arterial diastólica. En España, su incidencia entre la población general adulta es de aproximadamente un 35 por ciento, llegando hasta el 40 por ciento en edades medias y a más del 60 en las personas mayores de 60 años. Así, «afecta en total a más 12 millones de individuos adultos y, por tanto, se considera un problema de salud pública», explica Pedro Aranda, presidente de la Sociedad Española de Hipertensión – Liga Española para la Lucha contra la Hipertensión Arterial (SEH-Lelha). En el mundo, se estima que más de 1.500 millones de personas tienen las cifras de presión arterial elevadas.

PrevisiónEn los próximos 15 años la hipertensión arterial aumentará un 25 por ciento en los países desarrollados, según datos de la XIV Reunión Nacional de la Sociedad Española de Hipertensión-Liga para la Lucha contra la Hipertensión Arterial (SEH-Lelha), que se celebró en Málaga el pasado marzo. Los expertos prevén que en 2025 la hipertensión arterial habrá aumentado un 24 por ciento en los países desarrollados y hasta un 80 por ciento en aquéllos en vías de desarrollo. Aranda apuntó que «el 33 por ciento de los fallecimientos en España se debe a una enfermedad cardiovascular». Casi la mitad están relacionados con la hipertensión arterial, que se cobra 45.000 vidas cada año en España.