Literatura

Las letras catalanas pierden a Porcel

Las letras catalanas pierden a Porcel
Las letras catalanas pierden a Porcel

El escritor Baltasar Porcel falleció ayer a los 72 años de edad en el Hospital Clínico de Barcelona. En 2006 fue diagnosticado un tumor cerebral, al que consiguió vencer en un primer momento. Sin embargo, en las últimas semanas se le reprodujo de nuevo y tuvo que volver a ser ingresado. Con su muerte, la letras catalanas pierden a uno de sus grandes maestros, con una extensa bibliografía que incluye obras como «Cavalls cap a la fosca», «El cor del senglar» o «L¿Emperador i el ull del vent». El sector editorial catalán no tardó en mostrar sus condolencias hacia quien era considerado una de las primeras plumas de su literatura. «Fue uno de los grandes escritores catalanes de los últimos tiempos», señaló José Manuel Lara, presidente del Grupo Planeta, quién describió a Porcel como un autor con «una gran capacidad para crear argumentos y una gran habilidad para narrar historias». Luego añadió: «Sabía mantener un espíritu crítico y, en ocasiones, inconformista frente a la realidad. Es una enorme pérdida». Un Nobel en catalán «lmpetuoso, de unas aptitudes extraordinarias y con una energía vital y una fuerza fantásticas». Así definió ayer Joan Manuel Tresserras, consejero de Cultura y Medios de Comunicación de la Generalitat, a Baltasar Porcel al conocer la noticia de su fallecimiento. Tresserras recordó que el escritor siempre fue una primera opción para reconocer a las lenguas minoritarias como el catalán con el Premio Nobel de Literatura. Por su parte, la consejera de Educación y Cultura de las Islas Baleares, Bárbara Galmés, lamentó la muerte de Porcel al que definió como «la figura más relevante, con más proyección y más bagaje de nuestras letras». A su vez, Fèlix Riera, director editorial de Edicions 62, editorial de la que Porcel era consejero, no dudó en afirmar que el escritor «lo ha sido todo para las letras catalanas, en el sentido más gigantesco, capaz de hacer la mejor ficción de los últimos 20 años. A nivel personal he perdido un amigo y un colaborador fundamental en nuestro proyecto editorial». Porcel nació el 14 de marzo de 1937 en la población mallorquina de Andratx. Inició su carrera literaria en Palma de Mallorca a finales de los años 50 y en 1960 se trasladó a Barcelona. Allí empezó a sobresalir dentro del mundo cultural y comenzó una carrera fulgurante que le llevaría a ganar, entre otros premios, el Josep Pla, el Prudenci Bertrana, el Sant Jordi, el Nacional de Literatura de la Generalitat o el Ramon Llull. A lo largo de toda su trayectoria mezcló diferentes géneros y cultivó la novela con el ensayo, el teatro y, en especial, el periodismo, que le llevó a dirigir publicaciones como «Destino».