MENÚ
sábado 17 agosto 2019
00:19
Actualizado

El Ayuntamiento externaliza la concesión de permisos para agilizar el papeleo. El 60 por ciento de los negocios podrá abrir con sólo una notificación

Nuevo sistema de licencias exprés

Con la nueva ordenanza  se reducirán de cuatro a tres los trámites para conseguir los permisos municipales.

  • Alberto Ruiz-Gallardón y Juan Bravo tras la Junta de Gobierno de ayer
    Alberto Ruiz-Gallardón y Juan Bravo tras la Junta de Gobierno de ayer

Tiempo de lectura 4 min.

17 de abril de 2009. 03:41h

Comentada
17/4/2009

MADRID- A partir del 1 de abril de 2010 los madrileños contarán con un nuevo sistema para gestionar y controlar las licencias urbanísticas y de actividades de la capital. Para acabar con los interminables procedimientos para conseguir los papeles que se destapó tras el escándalo de la Operación Guateque, la Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Madrid aprobó ayer el proyecto de una nueva Ordenanza que pretende facilitar y agilizar los trámites burocráticos que rodean de momento a todo permiso municipal.
Esta normativa no sólo afectará a las licencias sino también a las actuaciones comunicadas para la implantación, desarrollo, modificación o cambio de actividades de titularidad privada, con y sin obras, según informó ayer el delegado de Hacienda, Juan Bravo.
Una de las principales novedades que implantará el Ayuntamiento de Madrid en la tramitación y gestión de los permisos será la introducción de entidades privadas autorizadas y acreditadas que, en lugar de los funcionarios que actualmente desempeñan estas labores, se encargarán de transformar el modelo de concesiones de licencias. Antes de comenzar a formar parte de este sistema de colaboración público-privada estos nuevos organismos de control deberán cumplir unos requisitos de capacidad técnica, imparcialidad, independencia y solvencia económica que permitan su acreditación por parte de una entidad independiente.
Una vez que consigan esta certificación, deberán ser autorizadas por el Ayuntamiento y registrarse como organismos de control urbanístico en un registro que se creará al efecto.
Con la puesta en marcha de este sistema que, según Bravo, apuesta por la «racionalización de la gestión y la simplificación» se logrará que «prácticamente el 60 por ciento de las actividades que soliciten licencias sólo necesitarán de una comunicación al no requerir resolución de proceso administrativo», concluyó el edil de Hacienda.
Junto a estos cambios se sumará la reducción de cuarto a tres procedimientos para lograr el permiso del Ayuntamiento de Madrid para, por ejemplo, poner en marcha un negocio.
La nueva Ordenanza será aplicable a las licencias de actividad mientras que el resto se seguirán guiando por la norma vigente en la actualidad, del 2004.
A partir de ahora sólo tendrán que mantener autorizaciones o licencias las empresas que por supuestos de seguridad o medioambiente lo exijan, en el caso del resto bastará con realizar una comunicación al Ayuntamiento de Madrid.


Los procedimientos
1/ ORDINARIO COMÚN
Se tramitarán las solicitudes de licencia que requieran obras bajo la firma de un arquitecto (obras de nueva planta, acondicionamiento general y restauración en edificios catalogados). Las entidades certificantes emitirán una conformidad en el plazo máximo de dos meses y el Ayuntamiento resolverá en un mes la licencia de primera ocupación y funcionamiento. A partir de ahí se producirá el silencio administrativo positivo, a no ser que haya que presentar una Declaración de Impacto Ambiental.

2/ ORDINARIO ABREVIADO
Se destinará a proyectos que requieren la firma de un aparejador o un arquitecto técnico emitiendo el certificado por parte de la entidad correspondiente en el plazo de dos meses. Ese sería el caso de las obras de reestructuración puntual que no afecten a elementos protegidos. En esta situación se concedería la licencia provisional de manera automática.

3/ IMPLANTACIÓN O MODIFICACIÓN DE ACTIVIDAD
Se tramitarán las solicitudes para la implantación o modificación de actividades con repercusión medioambiental, de seguridad, protección contra incendios o urbanística siempre que no se hagan obras incluidas en el procedimiento ordinario. El certificante tiene un plazo para dar su conformidad de 15 días mientras que la licencia definitiva llegaría en un mes.
 

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs