«Soy terriblemente provocativa»

ANNE HATHAWAY / actriz

Reyes González A sus 26 años, se enfrenta a la madurez profesional con personajes provocativos, como ella misma se define. Hathaway, que ha sido candidata al Globo de Oro por su trabajo en «Rachel se casa», estrena ahora una divertida comedia donde comparte protagonismo con la rubia Kate Hudson. -¿Hacia dónde apunta en su carrera Anne Hathaway? -El año pasado fue, personalmente, muy duro, he pasado página en mi vida, aunque ahora disfruto como nunca de mi carrera. «Guerra de novias» será, lo sé, la más comercial del año, porque es divertida, encarno a una joven adorable que atraviesa una crisis de identidad. -¿Alguna vez soñó con su boda? -Mentiría si te dijera que como cualquier adolescente no he fantaseado con la idea, pero no tengo un libro con todos los detalles de lo que quiero para ese día. Ni siquiera sé dónde iba a celebrarla... -Describe éste como un filme de mujeres, y «Superagente 86» como uno de hombres. ¿Disfruta más con la compañía de ellas o de ellos? -No tengo demasiadas amigas, las mujeres de mi vida llegaron tarde, mis mejores amigos son mis hermanos. Me llevo bien con los hombres, en particular, con los gays. Estar rodeada de mujeres como en esta cinta fue algo nuevo. Siempre me he considerado algo frívola, aunque tras conocer a Kate entendí que no había nada malo en disfrutar de la feminidad ni en mi pasión por la ropa. Fue Hudson, además, quien me convenció de empezar a comprar ropa en Net-a-Porter.com -¿Pensaba convertirse en un modelo a seguir para tantas jóvenes? -No. Ahora que ya no siento esa presión que la sociedad crea a los actores infantiles cuando rozan el éxito, te confieso que jamás he deseado ser un modelo a seguir. Cuando era más joven vivía confundida, no sabía cómo responder a las expectativas que creaba en el público. He cometido errores, pero aprendí de mi experiencia, ahora estoy más cómoda dentro de mi piel. Cuando hice «Princesa por sorpresa» las madres venían a verme con sus hijas y me aturdía tanta atención, no quiero que nadie me vea como un ejemplo de nada porque eso me pone nerviosa. -¿Se parece su personaje de «Guerra de novias» a usted? -Me identifico con Kim en «Rachel se casa», pero no con quien interpreto en esta cinta porque jamás he sido una mujer sumisa. -¿Qué deportes practica? Lo digo porque ha perdido mucho peso y está estupenda. -Me preparo a conciencia con un entrenador, mi combo esta compuesto de yoga, kick boxing, pesas y flexibilidad. La película me obligó a prepararme físicamente de manera intensa, y desde entonces sigo con la misma tabla de ejercicios. -Usted creció entre Brooklyn y Nueva Jersey. -Sí, y ambos lugares me fascinan, son dos ambientes distintos. Me siento más a gusto en Brooklyn. -¿Qué diferencias existen entre una joven nacida en cada uno de estos lugares? -Me pones en un aprieto, no quiero compararlas, las de Brooklyn son más astutas y las de Nueva Jersey conducen mejor (risas). -En Hollywood se la suele describir como alguien calculador, frío. -Dicen de mí que soy una buena chica, pero en realidad me considero terriblemente provocativa, así que te contestaré que las comparaciones dependen de numerosas circunstancias...