Internacional

Donald Trump: «Si no hubiera sido por mí, China habría arrasado Hong Kong en 14 minutos»

El presidente asegura que Xi Jinping “habría matado a miles de personas” de no ser por el acuerdo comercial con EE UU

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha asegurado que, de no ser por sus gestiones, su homólogo chino, Xi Jinping, «habría matado a miles de personas» en Hong Kong para aplacar las protestas que desde junio recorren las calles del territorio contra sus autoridades y contra el Gobierno de Pekín. «Si no hubiera sido por mí, habrían muerto miles de personas en Hong Kong. Les habrían arrasado en 14 minutos», declaró Trump en una entrevista durante el programa Fox and Friends.

Publicidad

«La razón por la que Xi no ha matado a miles de personas e impuesto allí un estado policial es porque le he dicho que no arruine las actuales negociaciones comerciales que mantenemos», ha añadido el presidente. Estados Unidos y China están enzarzados en una difícil negociación en plena subida mutua de aranceles a sus respectivos productos.

Con todo, al ser preguntado sobre el tratado comercial, Trump ha indicado que «el acuerdo con China va muy bien. La pregunta es si yo quiero cerrarlo o no», ha respondido a la prensa ya en la Casa Blanca. Otra de las perlas del día han sido contra la investigación en el Capitolio que podría desencadenar en un juicio político contra el magnate.

El presidente Trump acusa a los testigos del «impeachment», que esta semana han aportado documentación devastadora para Trump, de mentir. También, el mandatario ha reconocido que a duras penas conoce al embajador de Estados Unidos en la Unión Europea, Gordon Sondland, un cargo por cierto, que se hizo a dedo, pues Sondland no es diplomático de carrera, sino empresario. Pero sin duda, la declaración más extraordinaria que ha dejado el mandatario de Estados Unidos es que él «quiere un juicio».

Además, ha defendido a su abogado personal, el ex alcalde de Nueva York, Rudy Giuliani. «Es también un amigo mío. Es una gran persona», ha dicho sobre el abogado que está en el ojo del huracán.

Publicidad