Desconcierto en Reino Unido ante el plan de desescalada de Johnson

El Gobierno no aclara las medidas de seguridad para volver al trabajo, lo que aumenta las dudas de la población y las críticas de la oposición. Desde el miércoles, los ingleses podrán hacer deporte más una vez al día y pasear con otra persona

British Prime Minister Boris johnson presents plans on easing lockdown
El "premier" Boris Johnson escucha la intervención del líder laborista, Keir Starmer, en la Cámara de los ComunesUK PARLIAMENTARY RECORDING UNITEFE

Antes de meterse en política, Boris Johnson fue periodista. Corresponsal en Bruselas, para más inri. En definitiva, sabe mejor que nadie la importancia de explicar correctamente el mensaje. Sin embargo, desde el brote de la pandemia, la estrategia de comunicación del Número 10 ha sido ampliamente descrita como “evasiva” y “caótica”. Y con el plan de desescalada, el Gobierno vuelve a tropezar con la misma piedra porque la confusión creada al anunciar la hoja de ruta no está exenta de críticas, tanto por parte de la oposición como de la propia ciudadanía que ayer aún no tenía muy claro cómo debe ahora proceder en el país más afectado de Europa por el coronavirus. A nivel global, tan solo es superado por Estados Unidos. Según las últimas cifras oficiales, el número de muertos asciende ya a 32.065

Tras el mensaje del domingo a la nación, donde Johnson básicamente vino a decir que aún no ha llegado el momento de relajar todas las restricciones, el Ejecutivo publicó ayer su estrategia en un documento de 60 páginas. El “premier” acudió luego a los Comunes para detallar el plan. “No podemos ir más allá de anunciar la primera modificación cautelosa de nuestras medidas”, volvió a recalcar.

Pero lejos de despejar dudas, acabó yéndose por las ramas con cada cuestión precisa planteada por el líder de la oposición Keir Starmer. “La cuarentena de quince días que se impondrá a todos aquellos que lleguen al país desde destinos internacionales, ¿se aplicará sólo a los que lleguen por avión o también por otras vías, como puertos? Asimismo, ¿esta medida se aplicará sólo a Inglaterra o a todo Reino Unido?”, planteó el laborista.

Johnson no supo dar una respuesta concreta. En cualquier caso, el “premier” y el presidente francés, Emmanuel Macron, han acordado que la cuarentena no se impondrá a los viajeros procedentes de Francia, debido a las grandes conexiones a ambos lados del Canal de la Mancha.

Por otra parte, el líder de la oposición laborista también echó en cara al inquilino de Downing Street la poca claridad con respecto a las medidas para la vuelta a los lugares de trabajo. El Gobierno ha animado que todos aquellos que no puedan trabajar desde casa -sobre todo, construcción y sector manufacturero- que regresen a sus puestos si sus empresas lo permiten. Pero reinó el caos respecto al calendario. “En un principio un comunicado oficial dijo que se aplicaba a partir del lunes, en su posterior mensaje a la nación el domingo usted [refiriéndose a Johnson] no aludió a ninguna fecha y posteriormente en el documento que se publica el lunes se especifica que es una medida que entra en vigor a partir del miércoles”, matizó Starmer, quien también criticó el hecho de que, al cierre de esta edición, el Gobierno no haya publicado aún las guías de seguridad que deben seguir las empresas que reanudan esta semana su actividad. “En definitiva, muchas preguntas y pocas valiosas respuestas”, recalcó el líder laborista.

Las estrategia de desescalada anunciada por el Número 10 solo se aplicará a Inglaterra. El resto de naciones que componen el país tienen sus propias competencias y el hecho de que tanto Escocia, Irlanda del Norte y Gales hayan decidido extender la cuarentena denota hasta qué punto la crisis del Covid-19 ha dividido aún más a Reino Unido. “El escenario es diverso en las regiones y naciones de Reino Unido, por lo que algunas partes del país quizás necesiten estar más tiempo en confinamiento”, afirmó el primer ministro. “Cualquier divergencia debería ser solo a corto plazo. Como primer ministro de Reino Unido, no tengo dudas de que debemos vencer juntos esta amenaza y afrontar el reto de la recuperación”, agregó.

La primera de las fases planteadas por Downing Street en Inglaterra comienza este miércoles, cuando los ciudadanos podrán realizar más de una vez al día deporte al aire libre. Estará permitido dar paseos, disfrutar de parques e incluso playas. También se podrá ver a una persona de otra residencia en lugares al aire libre, pero siempre manteniendo los dos metros de distancia de seguridad.

Respecto a las mascarillas, el Gobierno recomienda taparse la cara en lugares cerrados y transporte público, pero especifica que no tiene que ser con mascarillas quirúrgicas “ya que estas están reservadas para quienes realmente lo necesitan”.

No será hasta el 1 de junio cuando se valore la reapertura de guarderías y colegios de primarias, tiendas de artículos no esenciales y actos culturales y deportivos a puerta cerrada que podrán ser televisados.

La tercera fase no llegará hasta mínimo el 4 de julio, cuando, si la tasa de contagios lo permite, se valore la reapertura de peluquerías, lugares de culto, cines, restaurantes y cafeterías. Aunque los pubs podrían permanecer cerrado hasta agosto o incluso octubre.