¿Por qué se arrodillan en las movilizaciones por la muerte de George Floyd? ¿Cuál es el significado?

“Arrodillarse”, o como se dice en inglés ‘Taking a knee’, se ha convertido en un símbolo de protesta contra el racismo

La muerte del afroamericano George Floyd a manos de un policía blanco ha hecho arder las calles de Estados Unidos en protestas hasta tal punto que el presidente, Donald Trump, tuvo que refugiarse en un búnker. En muchas de estas protestas se ha podido ver a los manifestantes arrodillados frente a la Policía, e incluso algunos de estos policías se han unido en el gesto.

¿Por qué se arrodillan?

En 2016, durante la pretemporada de fútbol americano, Colin Kaepernick, jugador de los San Francisco 49ers, se sentó mientras sonaba el himno nacional. Este gesto, que según él mismo comentó pretendía crear conciencia sobre la brutalidad policial y el racismo hacia los afroamericanos, se convirtió en noticia a nivel nacional.

Al ver la fuerza de su protesta, y para evitar las criticas de algunas voces que lo tildaron de irrespetuoso con las fuerzas militares, Kaepernick pensó en una forma de llevar a cabo su reivindicación pacífica sin ofender a nadie y se arrodilló. “Después de horas de consideración, llegamos a la conclusión de que debeíamos arrodillarnos, en lugar de sentarnos durante el himno, como protesta pacífica” comentaba entonces Eric Reid, compañero de Kaepernick en los 49ers. “Elegimos arrodillarnos porque es un gesto respetuoso. Recuerdo haber pensado que nuestra postura era como una bandera izada a media asta para marcar una tragedia”, añadía.

Durante las siguientes temporadas, jugadores de otros equipos de la NFL se unieron en protestas silenciosas similares. El 24 de septiembre de 2017, las manifestaciones de la NFL se hicieron masivas cuando más de 200 jugadores se sentaron o arrodillaron en respuesta a la petición del presidente Trump de que se “despidiera” a aquellos jugadores que protestaban.

Arrodillarse”, o como se dice en inglés ‘Taking a knee’, se ha convertido desde entonces en un símbolo de protesta contra el racismo, gesto del movimiento Black Lives Matter, tan fuerte como el puño en alto que Tommie Smith y John Carlos hicieron desde el podio olímpico en 1968.

“Arrodillarse” tras la muerte de George Floyd

En las movilizaciones por todo Estados Unidos, y cada vez más en Europa, “arrodillarse” se ha convertido en símbolo de la protesta pacífica contra el racismo y la brutalidad policial y, al mismo tiempo, ha servido para poder protestar y manter la distancia social.

¿Por qué tiene todavía más significado? Porque George Floyd murió el 25 de mayo asfixiado tras ser sujetado por el oficial de policía Derek Chauvin, que puso su rodilla en su cuello durante casi nueve minutos para sujetarlo. Chauvin ha sido acusado de asesinato y despedido.