Oriente Medio no logra frenar los infectados

Irán, el país más castigado. Le siguen Arabia Saudí, Irak y Egipto. En Asia preocupa Hong Kong

Irán confirmó ayer 217 muertes adicionales por el coronavirus, elevando el número de muertes en todo el país a 14.405. Otras 2.414 personas dieron positivo en las últimas 24 horas, elevando el recuento general a 276.202, informó la portavoz del Ministerio de Salud, Sima Sadat Lari. El presidente iraní, Hasan Rohani, dijo este sábado que un tercio de la población, de 80 millones, ha sido infectada por el Covid 19 y los casos podrían seguir aumentando hasta los 35 millones.

La república islámica ha sido el país más castigado de la región por la pandemia el y a pesar de ello, las autoridades iraníes no han decretado la emergencia sanitaria ni el confinamiento, lo que ha hecho que los casos no se remitan en Irán.

Desde que comenzó el rebrote en abril no se prohibió la circulación entre ciudades lo que ha ayudado a su propagación. Las autoridades iraníes habían recomendado precaución y confinamiento voluntario, pero la aguda crisis económica que enfrenta el país ha llevado a muchos a desobedecer los consejos por miedo a un parón en la economía.

El reino de Arabia Saudí suma ya 248.416 casos desde que comenzó la epidemia, y hay que contabilizar además un total de 2.447 fallecidos. En el ultimo informe domingo del Ministerio de Sanidad se publicó este domingo que la región de La Meca es la más afectada, con 224 casos, mientras que Riad suma 212 nuevos positivo, Yida añade 189 y Al Hafuf, 182 casos.

Por debajo del umbral de los 200.000 casos se sitúan Qatar que sobrepasan los 100.000 enfermos de Covid-19, seguido de Irak con 92.530 casos y Egipto con 87.775.

Las autoridades iraquíes han anunciado la relajación de las medidas de la emergencia sanitaria y la apertura de los aeropuertos será este 23 de julio. El confinamiento se levantará totalmente el 30 de julio para la celebración de la fiesta religiosa del Eid al Fitr (la Fiesta del Sacrificio). Además, los restaurantes y centros comerciales podrán reabrir sus puertas, siempre y cuando sus trabajadores y clientes usen mascarillas y respeten el distanciamiento social, señalaron las autoridades iraquíes en un comunicado.

Mientras en el sultanato de Omán, el ministerio de Salud informó ayer de 1.739 nuevos casos del coronavirus y ocho nuevas muertes. Con esto, el total asciende a 68,400 infectados y 326 fallecidos.

En el vecino Líbano, fuertemente golpeado por la crisis económica, ha habido un aumento del 95 por ciento en casos positivos desde el 5 de julio, advirtió ayer el doctor Firas Abiad, médico jefe del hospital universitario Rafic Hariri, el único público que trata los casos de coronavirus. A la devaluación de la moneda local, que ha llevado al impago de los hospitales públicos, se suma la crisis energética por falta de combustible, que ha dejado el país a oscuras, y los hospitales han tenido que racionar el aire acondicionado y algunas salas de operaciones están fuera de uso.

El número total de infecciones en el Líbano asciende a 2.859 y cuarenta personas han muerto por el virus. El jefe de la unidad de Covid 19 advirtió que las hospitalizaciones aumentaron 77% entre el 5 y el 18 de julio, es decir de 28 casos a 70 casos que han sido sometidos a tratamiento. El número de personas en cuidados intensivos por la enfermedad también aumentó un 46% durante ese período, alcanzando un máximo histórico de 14 casos el 14 de julio.

En China, el Ministerio de Salud confirmó 17 casos nuevos de coronavirus de transmisión local en la provincia de Xinjiang, después de que las autoridades decidieran cerrar la capital Urumqi, hogar de la minoría uigur, con lo que la suma total de casos asciende hasta los 83.682. Por último, Hong Kong ha contabilizado 1.885 casos de coronavirus, incluidos doce decesos, y Macao se ha mantenido con 46 positivos por covid-19.