Italia acogerá a 300 refugiados de Lesbos gracias a una iniciativa católica

El proyecto, que tendrá una duración de 18 meses, dará prioridad al traslado de familias y algunos menores no acompañados

Italia acogerá a 300 refugiados procedentes en su mayor parte del campo de Moria, en la isla griega de Lesbos, que fue destruido por un incendio, gracias a la iniciativa de los pasillos humanitarios puesta en marcha por el movimiento católico Comunidad de San Egidio que se encarga de su recepción e integración.

El acuerdo entre la Comunidad de San Egidio y el Estado italiano se firmó hoy y permitirá la entrada de forma legal y segura a los 300 solicitantes de protección internacional.

El proyecto, que tendrá una duración de 18 meses, dará prioridad al traslado de familias y algunos menores no acompañados.

“Los firmantes del acuerdo expresaron una gran satisfacción, que de hecho representa una primera respuesta italiana al llamamiento de la Unión Europea para la reubicación de los refugiados presentes en Lesbos y en toda Grecia”, explicaron en un nota..

"Los corredores humanitarios resaltan el rostro de una Italia que, con otros países europeos, mira al futuro respondiendo a las crisis humanitarias con sentido de humanidad y caminos de integración", explicó el presidente de la Comunidad de Sant'Egidio, Marco Impagliazzo.

"Para los solicitantes de asilo, que viven en condiciones dramáticas en la isla de Lesbos, se reabre la esperanza de una nueva vida en Italia y en nuestro continente", añadió.

Gracias a la iniciativa de los pasillos humanitarios, han llegado a Italia más de 2.500 refugiados de los campos de Líbano y también de áreas subsaharianas.

Además, gracias a la ayuda y a la cooperación que brinda el ministerio del Interior, Sant'Egidio ya trajo a Italia a 67 refugiados a través de un primer y especial corredor humanitario, que hizo conjuntamente con la Limosnería Apostólica.

Las primeras familias viajaron desde Lesbos hasta Roma en el avión del papa Francisco, tras su visita en abril de 2016.

Durante el mes de agosto la Comunidad ha hecho en Lesbos -con 150 personas provenientes de varios países europeos- unas “vacaciones solidarias” para ayudar a los migrantes, con restaurante, clases de inglés y animación para los menores. EFE