El ex asesor sanitario de Obama: “En una semana o diez días confinarán totalmente Madrid”

Rafael Bengoa asegura la propagación del virus en la capital se ha ido de las manos y que no se puede parar solo con rastreo

Cada son más los virólogos y médicos que consideran que hemos llegado a un punto de no retorno en cuanto a la propagación del coronavirus en Madrid. Rafael Bengoa es uno de ellos. Este médico y experto en salud pública, que asesoró a la administración de Barack Obama en temas sanitarios, dijo en el programa Espejo Público de Antena 3 que en Madrid “el problema es que con estas cifras y la falta de infraestructura uno ya no puede controlar solo con el rastreo, hay que estar confinando”.

Bengoa, exconsejero vasco de Sanidad y exdirector de Departamento de Sistemas de Salud de la OMS, fue uno de los firmantes de la carta de científicos publicada en The Lancet en la que se pedía al Gobierno la creación de un grupo independiente para saber qué ha fallado en la gestión de la pandemia. A su juicio, "tendrán que ir elevando cada vez más las medidas y en una semana o diez días confinarán totalmente Madrid”. Bajo su punto de vista se apostará por una especie de fase 1 en la que los ciudadanos vayan a trabajar y los niños al colegio.

Además, lamentó que “no se ha entendido que la prioridad económica es controlar el virus y da la sensación de que la prioridad es abrir bares y restaurantes”, lamentó. “Ahora sí nos vamos hacia un confinamiento cada vez más severo, lo estamos viendo en Israel, lo estamos viendo en algunos países como Australia donde Wellington, que es una ciudad grande, está confinada y ellos además sí tienen una infraestructura de salud pública mucho mejor que la que tiene Madrid”. Y añadió: “Se está incluso confinando ciudades donde hay mejor infraestructura y rastreadores que Madrid. Por tanto yo creo que es donde vamos a ir”,

¿Se podía haber evitado este segundo rebrote tan severo? Bengoa responde que sí, y que para ello se hubieran necesitado más rastreadores, el funcionamiento de aplicación móvil para avisar de la presencia de positivos y haber acelerado la toma de decisiones sobre la prueba de antígenos. “Tenemos herramientas pero tardamos demasiado en ponerlas en acción. Sigue siendo importante rastrear pero en una transmisión comunitaria ya no es suficiente”, señala.