El opositor venezolano Leopoldo López deja la embajada española en Caracas

El líder antichavista ha salido de Venezuela de forma clandestina y su intención es volar hacia Madrid

El opositor venezolano Leopoldo López abandonó la noche del viernes la residencia del embajador español en Caracas con destino a Bogotá, donde estaba previsto que tomara un vuelo a Madrid. López, que había sido condenado por el régimen chavista a 14 años de cárcel, ingresó el 30 de abril de 2019 como huésped en el domicilio del embajador Jesús Silva con el visto bueno del Gobierno español. Josep Borrell era entonces el ministro de Exteriores.

El Gobierno interino de Juan Guaidó emitió esta noche un comunicado en el que asegura que “ha sido completada de manera exitosa una operación que logró burlar el aparato de represión de la dictadura para sacar a territorio internacional” a Leopoldo López. El propio Guaidó, en un tuit, dijo: “Maduro, no controlas nada. Burlando tu aparato represivo, logramos sacar a territorio internacional”.

El padre del opositor, el eurodiputado Leopoldo López Gil, en declaraciones a LA RAZÓN, confirmó que Leopoldo salió de Venezuela y viajó de forma clandestina a Colombia. López Gil apuntó que su hijo «pronto» podría viajar a Madrid, donde se encuentra su esposa Lilian Tintori y sus hijos. El padre del líder antichavista añadió que Leopoldo, fundador del partido Voluntad Popular, está «muy bien de salud» y se mostró especialmente contento de «recibir esta gran noticia para mí». «Hace seis años que no le veo», añadió.

Hace dos semanas, la ministra de Exteriores, Arancha González Laya, anunció que iba a relevar al embajador Silva, un movimiento que despertó cierta sorpresa en círculos diplomáticos puesto que dentro de un mes hay elecciones convocadas por el régimen, y no es habitual que un embajador sea relevado antes de unos comicios importantes. Sin embargo, López Gil asegura que la salida de la embajada «es una decisión personal» y negó que esté relacionada con el relevo del embajador Silva que le recibió como huésped. «Esta decisión la toma para tener más posibilidades de operar, no está abandonando Venezuela ni ha decaído su entusiasmo por Venezuela, todo lo contrario».

Antes de refugiarse en la embajada, el disidente se encontraba bajo arresto domiciliario después de pasar más de tres años en la prisión militar de Ramo Verde, donde cumplía una condena tras ser acusado por un tribunal del régimen de incitar a la violencia en las manifestaciones contra Maduro en 2014. En 2015, el fiscal Franklin Nieves huyó de Venezuela y desveló que el juicio contra Leopoldo había sido fabricado con pruebas falsas.

López fue liberado el 30 de abril del año pasado por el general Cristhoper Figuera, director del Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebin), el día en que se produjo un intento de sublevación por parte de un grupo de militares, que fracasó en pocas horas. López no podía pedir asilo porque la ley española solo permite hacerlo en territorio nacional, por lo que permanecía como huésped y con una limitación de su actividad política. La mujer de López, Lilian Tintori, y sus hijos están instalados en España desde 2019.

Desde la embajada de España en Caracas, el opositor cumplía con sus funciones como comisionado presidencial para el centro del Gobierno de la Presidencia interina. En junio el periódico estadounidense «The Wall Street Journal» señaló a López como como ideólogo y organizador de la Operación Gedeón, un intento golpista contra el Gobierno del presidente Maduro frustrado a principios de mayo. López ha negado esta relación.

El régimen no tardó en actuar. Un vigilante privado de la embajada de España en Caracas y una empleada, Nubia Campos, que llevaba comida a Leopoldo a diario fueron arrestados este sábado. El vigilante, identificado como José Jerjes Neira, llevaba años trabajando en la embajada española y fue arrestado por el Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin). Funcionarios del Sebin vigilan la legación diplomática y la residencia del embajador, donde se hospedaba López.

COMUNICADO DEL GOBIERNO DE GUAIDÓ
El Gobierno Legítimo de la República Bolivariana de Venezuela informa al país y a la comunidad internacional que ha sido completada de manera exitosa una operación que logró burlar el aparato de represión de la dictadura para sacar a territorio internacional al Comisionado Presidencial para la coordinación del Centro de Gobierno, Leopoldo López.
A partir de este nuevo espacio de lucha, el Comisionado Presidencial Leopoldo Lopez asumirá e impulsará medidas y acciones necesarias para alcanzar nuestra libertad, sin depender de las restricciones políticas, comunicacionales, legales y diplomáticas que le obligaban su antigua condición.

El Comisionado López continuará con mayor compromiso y entrega su apoyo al pueblo de Venezuela, el Presidente Guaido, el Gobierno interino, la Asamblea Nacional y las fuerzas democráticas políticas y sociales del país.
Agradecemos el aporte histórico del Gobierno de España, y de su Embajador en Caracas, Jesús Silva, como garantes de la integridad física de Leopoldo López durante los meses en los que fue recibido como huésped en su sede diplomática en Caracas.