¿Cuántos Gobiernos tecnócratas ha tenido Italia?

Antes que Mario Draghi, los economistas Carlo Azeglio Ciampi y Mario Monti encabezaron el Ejecutivo en medio de graves crisis institucionales y económicas

El presidente de la República italiana, Sergio Mattarella, este martes en el Palacio del Quirinal
El presidente de la República italiana, Sergio Mattarella, este martes en el Palacio del QuirinalDPA vía Europa Press DPA vía Europa Press

Con 67 gobiernos en los últimos 70 años, Italia vive en una crisis política permanente. Un Ejecutivo dura de media un año y medio. El presidente de la República, Sergio Mattarella, ha encargado hoy la formación del cuarto desde que llegó al Palacio del Quirinal (Paolo Gentiloni, Giuseppe Conte I y II y Mario Draghi). La opción de elegir a un tecnócrata para dirigir el país como última opción antes de convocar elecciones es el as que guardan los jefe de Estado italianos para mantener la precaria inestabilidad política del país transalpino.

De hecho, en los últimos treinta años, tres economistas han encabezado el Gobierno en medio de la zozobra política nacional: Carlo Azeglio Ciampi, Mario Monti y, si se cumple el guion del Quirinal, Mario Draghi.

Carlo Azeglio Ciampi (1993-1994)

Carlo Azeglio Ciampi también fue presidente del Banco de Italia entre 1979 y 1993

Como Draghi, Carlo Azeglio Ciampi fue gobernador del Banco de Italia (1979-1993). Abandonó el banco emisor para gobernar Italia en los estertores de la I República, después de que la “operación Manos Limpias” expusiera a la luz la corrupción de la clase política que había gobernado el país desde el final de la II Guerra Mundial. Ciampi llevó al país hasta las elecciones de 1994, la primera victoria de Silvio Berlusconi, el empresario televisivo metido a político que aprovechó el espacio dejado por la Democracia Cristiana (DC) y el Partido Socialista).

Posteriormente, Ciampi fue presidente de la República entre 1999 y 2006 y nombró a tres primeros ministros (Massimo D’Alema, Giuliao Amato y Silvio Berlusconi).

Mario Monti (2011-2013)

Mario Monti es senador vitalicio desde 2011 FOTO: ROBERTO MONALDO / POOL EFE

Mario Monti fue el hombre del presidente de la República de la época, Giorgio Napolitano, para sustituir a un desprestigiado Berlusconi en horas bajas, que era el hazmerreir de toda Europa con sus prostitutas y fiestas Bunga Bunga. El prestigioso profesor de Economía de Milán se hizo en 2011 con un país con la prima de riesgo por las nubes necesitado de una terapia de reformas antes de acudir a las urnas en 2013. Compatibilizó su cargo de primer ministro con el de ministro de Finanzas (2011-2012) y de Asuntos Exteriores (2013)

Monti era un tecnócrata adorado por los mercados y con buena imagen en Europa tras ser comisario de Mercado Interior con Jacques Santer (1995-1999) y Competencia (1999-2004) con Romano Prodi. Senador vitalicio desde 2011, probó suerte en las elecciones de 2013 con la plataforma centrista Elección Cívica, que tuvo un resultado discreto en las urnas (38 diputados y 15 senadores) y se disolvió en 2019.

3. Mario Draghi

El expresidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, sale este martes de su domicilio en Roma FOTO: FABIO FRUSTACI EFE

Como presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi será recordado por su compra masiva de deuda pública de los países periféricos de la zona euro y los bajos tipos de interés, pero sobre todo por su “haré todo lo que sea necesario” para salvar al euro en la crisis de 2012.

Gobernador del Banco de Italia entre 2006 y 2011, Draghi se ha granjeado una enorme popularidad y respeto en su país Hasta tal punto que el ultraderechista Matteo Salvini, ávido de un adelanto electoral para volver al Gobierno, no le pone un solo pero.

Mattarella le ha convocado hoy al Quirinal para formar un Gobierno técnico que afronte la triple crisis que atenaza a Italia: sanitaria, económica y política.

Nacido en Roma en 1947, se licenció en Económicas con la mejor nota de su promoción en 1970. Trabajó entre 2004 y 2005 como ejecutivo de Goldman Sachs, el banco de inversiones que ayudó al Gobierno griego a maquillar las cuentas antes de que estallara la crisis de 2010.