Reino Unido, más cerca de implantar un pasaporte Covid

El ministerio de Transporte quiere poner en marcha esta documentación, que podría ser en versión digital o en papel, para el 17 de mayo

London (United Kingdom), 07/04/2021.- A Covid-19 vaccination card in London, Britain, 07 April 2021. The UK government has been considering the use of vaccine certification. British Prime Minister Boris Johnson has indicated that 'vaccine passports' are likely to be voluntary in pubs, after pressure not to make them for mandatory for pub goers. Downing Street has hinted however that the venues to require so called 'Covid-status certificates' would be theatres, nightclubs, festivals and sporting events. (Reino Unido, Londres) EFE/EPA/ANDY RAIN
London (United Kingdom), 07/04/2021.- A Covid-19 vaccination card in London, Britain, 07 April 2021. The UK government has been considering the use of vaccine certification. British Prime Minister Boris Johnson has indicated that 'vaccine passports' are likely to be voluntary in pubs, after pressure not to make them for mandatory for pub goers. Downing Street has hinted however that the venues to require so called 'Covid-status certificates' would be theatres, nightclubs, festivals and sporting events. (Reino Unido, Londres) EFE/EPA/ANDY RAINANDY RAINEFE

El Gobierno británico quiere implantar un “pasaporte Covid” de cara a verano para que, cuando acaben todas las restricciones sociales, se pueda seguir teniendo un control del coronavirus. Pese a que el 60% de la población adulta ha recibido ya la primera dosis de la vacuna, Reino Unido no quiere convertirse en el próximo Chile, un país donde, pese a liderar la vacunación en América Latina, se ha tenido que volver a confinar a casi el 70% de la población por el nuevo incremento de casos.

Los expertos advierten que confiar tan solo en la campaña de vacunación no es suficiente, de ahí que el Ejecutivo de Boris Johnson quiera aplicar también lo que denomina “certificado de estado Covid”. Se trataría de un pasaporte -que podría ser en versión digital o en papel- con el que demostrar que uno está protegido a través de vacuna, haber pasado la enfermedad de manera natural o tener los resultados negativos de un test.

Según el “Daily Telegraph”, el ministerio de Transporte quiere poner en marcha esta documentación para el 17 de mayo, la fecha inicialmente prevista para la reapertura de los vuelos al exterior. El objetivo es que los viajeros puedan demostrar en el país de llegada que han sido vacunados. Los planes, según el rotativo, fueron abordados recientemente por funcionarios del Gobierno y representantes del sector turístico.

Para principios del próximo mes, el Gobierno publicará una lista de países a modo semáforo: los pasajeros que procedan de países que estén en la zona verde no tendrán que realizar cuarentena a su llegada a Reino Unido; los que vengan de los países de la zona naranja, tendrán que hacer cuarentena en casa; y los de zona roja, tendrán que permanecer aislados en hoteles con coste de alrededor de 2.000 euros.

En cualquier caso, de cara al 21 de junio, cuando se espera que ya no haya restricciones de ningún tipo, también se pediría la documentación dentro del propio Reino Unido para poder entrar en los sitios. Pese a que Downing Street insiste en que “aún no se han tomado decisiones finales al respecto”, según los medios, ya se habría decidido, pero el gran problema ahora es tener que venderlo a la población de un país donde no existe el DNI y el respeto a las libertades civiles está muy arraigado.

Más de 1.200 líderes de la Iglesia han instado Johnson que cambie sus planes porque consideran que cualquier `pasaporte Covid´ es una “forma de coerción poco ética”. En una carta abierta, los líderes, que incluyen ministros anglicanos y católicos, advierten que podrían crear un “estado de vigilancia”. Por su parte, el organismo de control de la igualdad del Reino Unido dice que los pasaportes podrían crear una “sociedad de dos niveles”.

En cualquier caso, Downing Street no sería el primero en implantar estos pasaportes. Israel ya ha dado a los ciudadanos vacunados un ‘Pase Verde’ para que puedan usar gimnasios y hoteles. China ha creado un sistema en WeChat, su red social más popular. Dinamarca ha desarrollado `Coronapas´. Y Baréin está utilizando el `BeAware´.