Dos “constituyentes” que reescribirán el futuro de Chile

LA RAZÓN entrevista a dos de los 155 miembros de la trascendental Asamblea Constituyente, en la que se redactará la nueva Carta Magna chilena

Los candidatos Patricio Fernández Chadwick y Marcela Cubillos SigallFoto: La RazónLa Razón

Fin de semana histórico para los chilenos y su futuro. Ya se saben los nombres de los 155 miembros de la Asamblea Constituyente, el órgano en el que se redactará la nueva Carta Magna de Chile.

El recuento nocturno de los votos en Valparaíso, Chile FOTO: RODRIGO GARRIDO REUTERS

LA RAZÓN ha entrevistado a dos candidatos que han logrado hacerse con el escaño y ser “constituyentes”. Con ellos hemos abordado sus propuestas y el por qué quieren aportar en este trascendental proceso.

• Patricio Fernández Chadwick: «La nueva Constitución chilena debe mirar al futuro»

Patricio Fernández Chadwick es candidato Independiente y postula en el cupo del Partido Liberal. Tiene 51 años y es periodista, analista político y escritor. Es fundador y ex director del quincenario «The Clinic». Para Fernández, quien ha seguido de cerca el proceso político y social en Chile, estos comicios y la necesidad de una nueva Constitución nacen de las demandas ciudadanas que dan cuenta de una serie de diversidades, identidades y experiencias nuevas en el país que no han sido contempladas por el mundo del poder, «Chile está terminando con un ciclo histórico y político (…) el estallido social puso en escena una serie de diversas identidades y experiencias que el mundo del poder no consideraba». Para el escritor, el estallido social de octubre de 2019 fue un reclamo en contra de la élite gobernante, lo que cataloga como «una puesta al día de la democracia».

Dentro de su programa constituyente, Fernández distingue dos elementos que la sociedad no reconoce en sus instituciones: legitimidad y justicia. La nueva Constitución debe estar comprometida con la dignidad humana, la igualdad, la no discriminación, el reconocimiento a las diversas formas de familia, el interés superior de niños, niñas y adolescentes, el equilibro de género, el derecho a la conectividad digital, los derechos sexuales y reproductivos y un Estado decididamente comprometido con la descentralización y el desarrollo regional.

«Este es un hito fundamental en la historia democrática del país. Es la primera vez que tendremos una Constitución realizada por una convención elegida por el pueblo. Una convención paritaria entre hombres y mujeres, con representantes de pueblos originarios, en donde más del 60% de los candidatos son independientes, apoyados o no por Partidos Políticos, donde el gran reto es dar un giro al eje de modelo de desarrollo en el que Chile se ha movido. No se trata de una revolución, no se trata de estar entre el socialismo y el capitalismo, esta debiese ser una constitución que mire al futuro, que se haga cargo de las nuevas realidades, que avance hacia la garantía de derechos sociales, que respete el medio ambiente, etc», comenta el candidato.

Y es que Fernández cree que el proceso para redactar una nueva Carta Magna debe darse en un escenario de conversación y diálogo en donde se busque de manera colectiva puntos de encuentro que incorporen nuevas miradas, y sobre todo que contemple una participación activa de la gente para que, en el plebiscito de salida, se vean representados, «es un reto difícil, pero magnífico».

• Marcela Cubillos Sigall: «Chile debe recuperar el camino del Estado de Derecho»

Marcela Cubillos Sigall es candidata independiente y postula en el cupo del Partido Unión Demócrata Independiente (UDI), tiene 54 años y es abogada de la Universidad Católica de Chile. Fue diputada durante dos periodos y ministra del Medio Ambiente y Educación durante el segundo Mandato del presidente Sebastián Piñera. Para Cubillos participar de este proceso es fundamental ya que la nueva Carta Magna debe representar y respetar la libertad de todos los chilenos, por lo que «para la Centro Derecha, sector al que represento, es fundamental estar ahí. Nuestras ideas no se defienden solas», asegura. Para la abogada, quien también se ha desempeñado como profesora de Derecho Constitucional y directora del Centro de Estudios Libertad y Desarrollo, es importante que en Chile se vuelva a respetar el Estado de Derecho.

«Hoy vemos a parlamentarios actuando fuera del marco de sus atribuciones y eso implica que en el país empieza a primar la arbitrariedad y no la legalidad. Chile debe recuperar el camino del Estado de Derecho y la certeza jurídica».

Entre sus propuestas para ser Constituyente, Cubillos postula un Estado moderno, eficiente y al servicio de las personas. «Un Estado que premia el mérito y no los privilegios. Un Estado al servicio de los Ciudadanos». Cubillos es enfática en señalar que el documento debe cumplir el rol de limitar el poder de la política y asegurar la libertad de las personas. «Se debe fortalecer el poder de los ciudadanos frente a la administración del Estado. Proteger la libertad de emprender, asegurar la provisión mixta (pública/privada) en educación, salud, seguridad social y otros derechos. Además establecer herramientas que mejoren la colaboración del Congreso con el Poder Ejecutivo, pero siempre dentro de un régimen presidencial que es el que existe en Chile», indica.

Dentro de su visión, la candidata deja muy claro que una Constitución no es un programa ideológico, ni una política social. «Las constituciones no son para eso, ni nacieron para eso».

Además, Cubillos asegura que una parte central de cualquier Carta Magna es la garantía de derechos fundamentales, sin distinción de sexo, raza o condición. Considera especialmente relevantes el derecho a la vida y la integridad física y psíquica, el derecho a vivir en paz, el derecho de los padres a educar a sus hijos, derecho a la libertad de expresión y el derecho de probidad y derecho a indemnización en caso de expropiación.