Máxima tensión entre Estados Unidos y China por la venta de armas a Taiwán

Se trata de la primera venta de armas de la gestión de Joe Biden, en un posible acuerdo de 750 millones de dólares

La venta propuesta de obús modelo A6 sería una modernización del inventario armamentístico de Taiwán, de armas autopropulsadas del modelo anterior M109
La venta propuesta de obús modelo A6 sería una modernización del inventario armamentístico de Taiwán, de armas autopropulsadas del modelo anterior M109RITCHIE B. TONGOEFE

En medio de las tensiones entre Estados Unidos y China, Washington prevé entregar armas a Taiwán tras un nuevo acuerdo con la isla, fortaleciendo así su compromiso con la defensa taiwanesa.

Se trata de la primera venta de armas de la gestión de Joe Biden, un posible acuerdo de 750 millones de dólares que incluye 40 obuses autopropulsados nuevos M109 y casi 1.700 kits para convertir proyectiles en municiones guiadas por GPS más precisas, según una notificación del Departamento de Estado al Congreso.

“Esto sirve como un recordatorio oportuno de la estrecha asociación de seguridad nacional entre los Estados Unidos y Taiwán”, dijo Rupert J. Hammond-Chambers, presidente del consejo empresarial EEUU-Taiwán. Según Hammond-Chambers, China viola “casi a diario” la zona de identificación de defensa aérea de la isla, por lo que le servirá de gran ayuda.

La venta propuesta de obús modelo A6 sería una modernización del inventario armamentístico de Taiwán, de armas autopropulsadas del modelo anterior M109. Los kits de guía de precisión convertirían proyectiles de 155 milímetros con navegación GPS para una mayor precisión. Esto sigue las ventas e alto perfil a la isla, aprobadas en el último año de Donald Trump como presidente norteamericano.

Enfado de China

Pero China ha mostrado su descontento con esta decisión. El Ministerio de Asuntos Exteriores chino ha pedido al Gobierno estadounidense que deje de vender armas a Taiwán tras un nuevo acuerdo de venta con la isla y ha condenado la decisión de Washington.

“Estados Unidos vende armas a Taiwán, se mete en los asuntos internos de China, perjudica la soberanía y los intereses chinos e infringe el Derecho Internacional y las normas básicas de las relaciones internacionales”, ha aseverado el Gobierno chino en un comunicado.

El texto recalca que Taiwán es "parte integral del territorio chino" e insta a las autoridades estadounidense a "cumplir con sus promesas, a respetar estrictamente la política de 'una sola China' y las disposiciones de los tres comunicados conjuntos", así como a terminar con la venta de armas a Taiwán.

Además, el Ministerio ha alertado de que el Gobierno seguirá de cerca la situación y adoptará medidas adecuadas, según informaciones de la televisión CGTN. China ve a Taiwán como parte de su territorio y no ha descartado el uso de la fuerza en la búsqueda de la unificación. Para Xi Jinping, presidente de China, la búsqueda de control de su país sobre Taiwán es una “misión histórica”, según dijo el mandatario en su discurso en el centenario del Partido Comunista.