África

Linchan a un policía en Camerún que disparó contra una niña de 5 años

El agente disparó contra un coche en un puesto de control. Según vecinos, la familia se había negado a pagar un soborno

Escena del linchamiento de un agente de policía en Camerún
Escena del linchamiento de un agente de policía en Camerún FOTO: Twitter Twitter

Una turba linchó a un agente de la policía militar después de que éste matara a una niña de cinco años cuando disparó contra un automóvil en un puesto de control en la capital de la región sudoeste de Camerún. La muerte de la niña desató protestas en Buea, con manifestantes en las que una multitud portaba el cuerpo de la menor hacia la oficina del gobernador regional.

El ministerio del Interior dijo en un comunicado que el conductor del vehículo inicialmente se negó a detenerse en un puesto de control de la gendarmería y luego trató de alejarse de los agentes que habían logrado detenerlo. “En una reacción inapropiada, inadecuada a las circunstancias y claramente desproporcionada con el comportamiento irreverente del conductor, uno de los gendarmes disparó tiros de advertencia para inmovilizar el vehículo”, dice el comunicado. “En el proceso, la pequeña Caro Louise Ndialle, una joven alumna de unos 5 años, que se encontraba a bordo de dicho vehículo, recibió un disparo mortal en la cabeza”

.Luego, una multitud atacó al gendarme y lo mató, dijo el ministerio, que ha abierto una investigación sobre las dos muertes. Cientos de vecinos salieron a las calles de Buea, algunos con ramas de árboles en señal de paz. Otros agitaron billetes de 500 francos camerunenses, que, según dijeron, era la cantidad que los padres de la niña se negaron a pagar antes de que el gendarme abriera fuego.

Varios vecinos lamentaron lo sucedido y apuntaron a un patrón de actuación de las fuerzas de seguridad. “Todo lo que hacen es intimidar a la gente. Si tienes una carné de identidad, es un problema. Si no lo tienes también es un problema”, dijo una manifestante, que se negó a dar su nombre por razones de seguridad.

Las autoridades del oeste anglófono de Camerún hicieron un llamado a la calma. “Pedimos a la población que mantenga la calma. Se trata de un incidente triste y desafortunado”, declaró el gobernador de la Región Suroeste, Bernard Okalia Bilai, al canal de televisión estatal CRTV.

En las redes sociales circularon fotos que parecían ser las de la niña muerta, el policía y la multitud linchándolo, pero no pudieron ser autentificadas.