Biden amenaza a Putin con fuertes sanciones si Rusia invade Ucrania

Washington podría castigar a Moscú desconectando a Rusia del sistema de transferencia de datos bancarios Swift

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, amenazó este martes a su homólogo ruso, Vladímir Putin, con “fuertes medidas económicas y de otro tipo” si ataca Ucrania, y le pidió rebajar las tensiones y “volver a la diplomacia”, informó la Casa Blanca después de una cumbre virtual bilateral de dos horas de duración.

En una videollamada en la que ambos líderes han abordado la situación en Ucrania, en el marco de las crecientes tensiones, Biden ha trasladado a su homólogo ruso “la profunda preocupación” que genera en Estados Unidos y sus países aliados el creciente despliegue de fuerzas militares rusas en su frontera con Ucrania.

Asimismo, Biden ha insistido en el apoyo de Washington a la “soberanía” y la “integridad territorial” de Ucrania, al tiempo que ha pedido “desescalar” las tensiones y volver a la senda de la diplomacia, según un comunicado difundido por la Casa Blanca. En este sentido, ambos mandatarios han acordado a sus equipos hacer un “seguimiento” de la situación, algo que Estados Unidos hará “en estrecha coordinación” con sus “aliados y socios”.

Máxima tensión
Máxima tensión FOTO: Antonio Cruz

La conversación entre Biden y Putin es la continuación del cara a cara que ambos mantuvieron en Ginebra el 16 de junio. Ucrania ha monopolizado la conversación debido al aumento de tensiones con Rusia. Washington ya ha advertido de que si Moscú no muestra interés en invertir en una salida diplomática al conflicto con Ucrania, está dispuesto a “aplicar medidas que no se han aplicado en el pasado”.

El Kremlin ha dicho que espera que los dos líderes puedan celebrar una cumbre en persona para discutir lo que ha descrito como el lamentable estado de las relaciones entre Estados Unidos y Rusia, que se han hundido a su nivel más bajo desde el final de la Guerra Fría. Funcionarios estadounidenses indicaron antes de la videoconferencia que Biden le diría a Putin que Rusia y sus bancos podrían sufrir las sanciones económicas más duras hasta ahora si ataca a Ucrania.

Biden llamará este martes a los líderes de Francia, Alemania, Italia y Reino Unido después de concluir su cumbre virtual con el mandatario ruso. La llamada tendrá como objetivo poner al corriente a sus aliados europeos del contenido de su conversación con Putin, sobre todo en lo relativo a Ucrania, y en ella participarán el presidente francés, Emmanuel Macron, la canciller alemana, Angela Merkel; y los primeros ministros de Italia, Mario Draghi; y el Reino Unido, Boris Johnson.

Horas antes portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, aseguró que “no hay que esperar avances”, ya que la videoconferencia es, en realidad, “una conversación de trabajo”. La pasada semana Putin propuso a la OTAN un pacto de seguridad para evitar el ingreso de Ucrania en la Alianza Atlántica, mientras Biden ha anunciado a Moscú con graves consecuencias en caso de una invasión rusa del país vecino.

raPara Biden la prioridad en esta conversación es advertir a Putin de que las consecuencias de un eventual ataque contra Ucrania, en las fronteras Rusia concentran entre 70.000 y 94.000 soldados, según la inteligencia estadounidense y la de Kiev, serán muy graves.

EEUU estima que Rusia podría atacar o invadir Ucrania con unos 175.000 soldados y Ucrania calcula el momento más probable de una nueva agresión rusa sería a finales de enero de 2022. La Casa Blanca ya trabaja en un paquete de fuertes sanciones económicas con los socios europeos y la propia Ucrania para disuadir a Putin de un eventual ataque.

Estas posibilidades podrían incluir, según la cadena CNN, nuevas restricciones contra el círculo cercano a Putin y el sector energético ruso, además de una potencial “opción nuclear”, que estaría desconectada a Rusia del sistema de transferencia de datos bancarios Swift.

Biden advertirá también a Putin de que está dispuesto a reforzar el flanco este de la OTAN, probablemente con tropas “adicionales”, en caso de que Rusia ataque o invada Ucrania, según dijo el lunes un alto funcionario estadounidense bajo condición de anonimato. El mandatario ruso por su parte, quiere plantear a Biden su propuesta de garantías legalmente vinculantes de que la OTAN no se expandirá más hacia Rusia, es decir a Ucrania y Georgia, y que no desplegará armamento en territorio ucraniano.

Rusia, que intenta darle la vuelta al discurso de Occidente sobre una posible invasión de Ucrania, asegura que tiene todo el derecho a desplegar sus tropas dónde y cuándo le plazca. Putin ha asegurado que Rusia recibió en su momento promesas verbales de que la OTAN no iba a ampliarse al este, pero hizo todo lo contrario en 1999 y 2004, ignorando “las legítimas preocupaciones rusas en materia de seguridad” entonces y también ahora.

Además de Ucrania, ambos líderes hablarán de las maltrechas relaciones bilaterales y de los acuerdos alcanzados en Ginebra en junio pasado sobre estabilidad estratégica y ciberseguridad o la eliminación de obstáculos al trabajo de las legaciones en EEUU y Rusia. Asimismo, analizarán la situación en torno a Afganistán, Irán, Libia y Siria, así como la pandemia del coronavirus.