Brigitte Macron denunciará a los que digan que antes era un hombre

La primera dama francesa lleva días siendo atacada con comentarios transfóbicos en redes sociales

El presidente de Francia, Emmanuel Macron y su esposa, Brigitte Macron
El presidente de Francia, Emmanuel Macron y su esposa, Brigitte Macron FOTO: IAN LANGSDON/POOL / POOL EFE

Es un rumor infundado, una noticia falsa que, sin embargo, corre como la espuma. Si se le añade un toque de transfobia y que en Francia está a escasos meses de celebrar elecciones, ahí se tiene una de las campañas más dañinas en las redes sociales. El objetivo de los ataques es la primera dama francesa, Brigitte Macron.

Desde hace unos días, en Twitter es tendencia en Francia el nombre de Jean Michel Trogneux. Según los conspiradores, éste sería el nombre de género masculino con el que nació Brigitte Macron, es decir, las redes sociales acusan a la primera dama de ser un hombre.

Pues bien, de acuerdo con el diario “Le Figaro”, Brigitte Macron va a presentar una denuncia.

Ante los viles ataques contra su identidad, el periódico ha contactado con el entorno de la primera dama francesa. Varias fuentes han confirmado a “Le Figaro” que Brigitte Macron tiene intención de emprender acciones legales y “presentará una denuncia contra los instigadores de este rumor sobre su identidad”.

El equipo legal de Brigitte Macron lo tendrá fácil, porque no sólo han sido numerosos usuarios los que lo han compartido, sino que un medio de comunicación de extrema derecha, “Faits et Documents”, sería el origen del rumor. El canal de noticias local CNEWS asegura que esta revista publica muchas teorías conspirativas, entre ellas que la mujer del presidente de Francia, Emmanuel Macron, es en realidad un hombre, según “una extensa investigación realizada durante tres años y apoyada por numerosos expertos”.

En internet y las redes sociales, miles de usuarios se dedican a compartir imágenes de Brigitte y supuestos certificados de nacimiento a nombre de Jean Michel Trogneux. Trogneux sería el apellido de soltera de Brigitte.

Cabe recordar que no es la primera mujer que es objeto de una campaña de desinformación sobre su sexo. En España, Begoña Gómez, la mujer del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, se ha enfrentado a esta rumorología transfóbica, mientras que en Estados Unidos, la ex primera dama estadounidense Michelle Obama, ha estado en el foco de las críticas y los ataques por haber sido un hombre. En “Le Figaro” recuerdan también que en Nueva Zelanda, la primera ministra, Jacinda Ardern, ha sufrido falsas acusaciones sobre su identidad sexual.