Censuran a una Marge Simpson que también ‘se corta el pelo’ uniéndose a la oleada de protestas en Irán

El mural de la icónica mujer de Homer Simpson, que apareció frente al consulado iraní en Milán como muestra de apoyo a las protestas de las mujeres iraníes por la muerte de Masha Amini, ha sido borrado.

Un mural reivindicativo con una Marge Simpson cortándose su icónico pelo azul aparecía hace unos días frente al consulado iraní en Milán. La mujer de Homer Simpson se unía así las protestas de las mujeres iraníes por la muerte de Masha Amini, la joven kurda de tan sólo 22 años que fue detenida por la denominada “policía de la moral” del país de los ayatolás por llevar mal colocado su hiyab. El mismo día del arresto entró en coma y acabó falleciendo tres días después, el pasado 16 de septiembre.

Aunque las autoridades del país niegan que su muerte tuviera algo que ver con la detención y achacan el trágico desenlace a diversas enfermedades que padecía la joven y que desembocaron en un ataque al corazón, se sospecha que Amini fue golpeada hasta la muerte.

Su fallecimiento ha desencadenado una serie de manifestaciones en el país que han sido seguidas de una fuerte represión que ya se ha cobrado la vida de más de 100 personas. Sin embargo, las protestan no cesan y están dando la vuelta al mundo. La última muestra, un grupo de conocidas actrices francesas colgaron un vídeo en redes sociales cortando un mechón de su pelo en protesta por la muerte de Amini. Al igual que la lo hacía la eurodiputada sueca de origen iraní, Abir Al- Ahlani, en su última intervención ante la Eurocámara.

La campaña se conoce como #HairForFreedom (pelo por la libertad) y está ayudando a que se viralice la lucha de las mujeres iraníes. Este ha sido el caso de Marge, personaje que destaca por su larga y vertical cabellera azul en la serie animada que realiza Matt Groening.

Sin embargo, este mural ha sido borrado hoy mismo. Hecho que no ha pasado por alto su autor, Alexsandro Palombo, que protestaba en un comunicado: ”Censurar una obra realizada en solidaridad con Mahsa Amini y todas las mujeres iraníes que luchan por su libertad es un acto vil y un gesto de cobardía”. A lo que el artista añadía: “El hecho de que haya pasado en un país democrático como Italia es de una gravedad absoluta”.