MENÚ
martes 17 septiembre 2019
13:02
Actualizado

Abuselto el policía de Baltimore acusado de la muerte de Freddie Gray

La muerte de Gray, un detenido negro que murió a causa de las heridas mientras se encontraba bajo custodia policial, provocó violentos disturbios

  • Imagen de una de las manifestaciones en protesta por la muerte de Freddie Gray.
    Imagen de una de las manifestaciones en protesta por la muerte de Freddie Gray.
Washington.

Tiempo de lectura 4 min.

23 de junio de 2016. 20:29h

Comentada
Washington. 23/6/2016

El oficial de la Policía de Baltimore Caesar Goodson Jr., acusado de homicidio en segundo grado por la muerte de Freddie Gray, un detenido negro que murió a causa de las heridas mientras se encontraba bajo custodia policial, ha sido declarado no culpable de todos los cargos, después de que su caso provocara numerosas protestas y disturbios en la ciudad de Baltimore.

Goodson, que también es negro, era el conductor del furgón de Policía en el que Gray se rompió el cuello en abril de 2015. Su muerte provocó numerosas manifestaciones y disturbios en la ciudad de Baltimore, cuya población es mayoritariamente negra.

Goodson fue imputado por la muerte de Gray junto a otros seis agentes de Policía. Sin embargo, de los siete acusados, Goodson era el que se enfrentaba a los cargos más graves, por lo que se convirtió en la prioridad de la defensa. Entre los cargos impuestos por la Fiscalía se encontraban homicidio, imprudencia temeraria, asalto de segundo grado y mala conducta en servicio.

El juez a cargo del caso, Barry Williams, ha declarado que las pruebas presentadas no han sido suficientes para determinar la culpabilidad de Goodson por la muerte de Gray. Goodson, un agente que llevaba 16 años en la Policía y al que los medios estadounidenses han descrito como un hombre de voz suave que se ha mostrado visiblemente nervioso durante todos los procedimientos, renunció a ser juzgado por un jurado popular, dejando en manos de Williams su sentencia.

La Fiscalía acusó a Goodson de haberle provocado heridas a Gray en el interior del furgón policial a través de su conducción temeraria, lo que habría provocado que Gray se cayese y se golpease con las paredes y el suelo del vehículo. También señalaron que el acusado no garantizó en ningún momento la seguridad del detenido durante el viaje y que debería haber llamado a un médico, lo que podría haber salvado la vida de Gray.

La defensa de Goodson, por su parte, alegó que Gray se provocó sus propias heridas al golpearse por su propia voluntad en el interior de la furgoneta. También argumentaron que Goodson no había sido entrenado de manera apropiada como para poder reconocer que Gray estaba herido de gravedad.

La decisión de Williams supone que es muy poco probable que el resto de imputados sean declarados culpables, según ha dicho el abogado de Goodson, Joseph Maloney. "Esto es lo que pasa cuando acusas a alguien en medio del calor de los disturbios, en vez de analizar la evidencia fríamente en plena luz del día", ha señalado Maloney.

Gray, muerto en el furgón policial

Gray, de 25 años, fue arrestado por huir de la Policía en un área con altos niveles de delincuencia de Baltimore. Después de ser detenido y esposado, fue arrojado al interior del furgón conducido por Goodson sin ningún cinturón de seguridad, una violación del protocolo policial.

Su muerte provocó numerosas protestas y disturbios en la ciudad de Baltimore, que cuenta con una comunidad afroamericana de unas 620.000 personas, enfurecidas por el trato policial que reciben los negros a manos de la Policía estadounidense.

El caso de Gray, junto con las muertes de otros tres hombres en Nueva York, Cleveland y Missouri, que fueron abatidos por las autoridades policiales en unas circunstancias algo confusas, que provocaron el surgimiento del movimiento 'Black Lives Matter' en todo el país.

La Fiscal general del estado de Baltimore, Marilyn Mosby, anunció que presentaría cargos contra los agentes de Policía involucrados tan sólo cuatro días después de las protestas que tuvieron lugar tras el funeral de Gray. Maloney ha declarado que "aunque puede que fuera una medida eficiente para acallar las protestas, supuso una gran injusticia para los agentes".

La portavoz en Baltimore de la Asociación Nacional para el Fomento de Personas de Color (NAACP), Tessa Hill Aston, se ha mostrado muy decepcionada con la decisión del juez. "No ha habido justicia para Freddie Gray. Que el tribunal no crea que los cargos han sido suficientes no significa que la Policía hiciese algo mal a los ojos de la comunidad", ha declarado.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs