Arranca el juicio por la muerte de una joven que evitó que acosaran a menores

El detenido se tapa la cara durante el comienzo del juicio
El detenido se tapa la cara durante el comienzo del juicio

Ella, de 22 años, impidió que él acosase a dos menores en el baño de una hamburguesería y él la golpeó y dejó en coma: murió pocos días después. Hoy, cinco meses más tarde, arranca en Alemania el juicio contra el agresor. La Audiencia provincial de Darmstadt (oeste de Alemania) dio comienzo al proceso legal contra Sanel M., de 18 años, acusado de un delito de lesiones físicas con resultado de muerte por el fallecimiento de Tugce Albayrak, informa Efe.

En el arranque de la sesión, en el único momento por ahora previsto como abierto, el sospechoso reconoció la agresión, que había sido registrada por una cámara de seguridad y presenciada por varios testigos.

"En la noche de los hechos le día una bofetada a Tugce y ella se cayó al suelo", aseguró.

Está previsto que en la segunda sesión del juicio declaren unos 60 testigos que presenciaron la agresión en el aparcamiento de la hamburguesería, así como el padre de la fallecida.

La familia de la víctima se ha personado como acusación particular en el juicio y acudió hoy a la sala para seguir el proceso.

Según la reconstrucción de los hechos difundida por los medios, Albayrak intervino el 5 de noviembre pasado en el interior de la hamburguesería en defensa de las dos muchachas, ambas menores de edad, a las que varios hombres aparentemente habían arrinconado en los servicios.

Su agresor abandonó entonces el establecimiento advirtiéndole de que la esperaba fuera y, cuando ella, una alemana estudiante de medicina de padres turcos, salió al exterior, Sanel M. le agredió y ella cayó al suelo y se golpeó gravemente la cabeza.

Albayrak quedó en coma durante dos semanas, después se le certificó la muerte cerebral.

Sus familiares autorizaron su desconexión de los aparatos que la mantenían con vida artificial el 28 de noviembre, justo el día en que cumplía 23 años.