MENÚ
sábado 17 noviembre 2018
13:10
Actualizado
  • 1

Corea del Norte cumple y entrega los restos de 55 soldados de EE UU

Es parte del acuerdo sellado entre Kim y Trump aunque no hay garantías de que los 55 restos entregados sean necesariamente de soldados estadounidenses

  • Los pequeños ataúdes de madera se colocaron con la bandera de la ONU y se transportaron cuidadosamente uno por uno desde el avión hasta el suelo estadounidense de la base surcoreana / Reuters
    Los pequeños ataúdes de madera se colocaron con la bandera de la ONU y se transportaron cuidadosamente uno por uno desde el avión hasta el suelo estadounidense de la base surcoreana / Reuters

Tiempo de lectura 5 min.

27 de julio de 2018. 21:18h

Comentada
R.I.  27/7/2018

El avión que lleva los supuestos restos de los ciudadanos estadounidenses fallecidos durante la Guerra de Corea ha llegado este viernes a la base aérea de Osan, en Corea del Sur, coincidiendo con el 65 aniversario de la firma del armisticio que impuso una tregua militar, aunque no el fin de las hostilidades.

El presidente del país norteamericano, Donald Trump, ha expresado a través de Twitter su agradecimiento a su homólogo norcoreano alegando que es "un gran momento para muchas familias tras tantos años"

La Casa Blanca ha confirmado que los restos de los militares que murieron durante este conflicto (1950-1953) han sido entregados por Pyongyang como parte del acuerdo entre el norcoreano Kim Jong Un y el presidente de EEUU, Donald Trump en la cumbre celebrada el 12 de junio en Singapur.

"Un avión de la Fuerza Aérea C-17 de Estados Unidos que contiene los restos de los miembros caídos ha partido de Wonsan, Corea del Norte", ha afirmado la Casa Blanca a través de un comunicado.

Los restos están siendo trasladados a la base aérea de Osan, en Corea del Sur, donde se realizará un análisis inicial de ADN y una ceremonia formal de repatriación que tendrá lugar el próximo 1 de agosto. Después serán enviados a Hawái.

No obstante, John Zimmerlee, el hijo de un soldado estadounidense que se encuentra entre los desaparecidos, ha explicado a la cadena británica BBC que no existen garantías de que estos sean los restos de soldados estadounidenses.

Zimmerlee, ha resaltado que "estos 55 restos que están volviendo, son personas que ellos (Corea del Norte) sospecharon que eran su enemigo durante la guerra, no necesariamente estadounidenses. "Podrían ser británicos, podrían ser australianos, belgas, podrían ser muchas personas diferentes", ha añadido para justificar la necesidad de efectuar pruebas de ADN.

Más de 326.000 estadounidenses lucharon junto a soldados de Corea del Sur y una coalición de la ONU durante la guerra para apoyar al Sur contra el Norte Comunista.

Se calcula que más de 35.000 soldados de EEUU murieron durante esta guerra que acabó dividiendo la península en dos Coreas. 7.700 están reportados como desaparecidos, incluyendo 5.300 cuerpos en territorio norcoreano, según los datos del Pentágono.

De momento, se estima que son los restos de 55 soldados, pero es la prueba de las nuevas relaciones entre EEUU y Corea del Norte. Y es que hace menos de un año la tensión entre ambas naciones llegó a hacer temer que se desencadenara un nuevo conflicto bélico.

"Las acciones de hoy representan un primer paso muy significativo para recomenzar la repatriación de restos desde Corea del Norte y para reanudar las operaciones de campo en Corea del Norte para buscar a 5.300 estadounidenses que todavía no han vuelto a casa", ha señalado Washington.

"Hoy, el líder norcoreano está cumpliendo parte de su compromiso que asumió con el presidente de devolver a nuestros caídos miembros del servicio estadounidense. Nos alientan las acciones de Corea del Norte y el impulso para un cambio positivo", ha aseverado la Casa Blanca.

Los pequeños ataúdes de madera se colocaron con la bandera de la ONU y se transportaron cuidadosamente uno por uno desde el avión hasta el suelo estadounidense de la base surcoreana.

Cientos de soldados y algunas de sus familias de la base de Osan saludaron y se alinearon en la ruta final del viaje de sus compatriotas.

Se cree que los restos de los fallecidos podrían hallarse en los campos de prisioneros de guerra, en los lugares donde tuvieron lugar las grandes batallas, en la zona desmilitarizada que separa ambas Coreas (se cree que habría unos 1.000 cuerpos y hasta en cementerios temporales de la ONU: China y Corea del Norte devolvieron los restos de unos 3.000 estadounidenses en la llamada Operación Gloria en 1954 pero aún hay más restos que no se entregaron.

La cumbre de Singapur, donde Trump y Kim acordaron trabajar para la "desnuclearización completa de la península de Corea", ha sido criticada por la falta de detalles sobre cuándo y cómo Pyongyang renunciaría a las armas nucleares. Pero lo cierto es que el mundo respira más tranquilo tras la nueva sintonía entre ambos líderes, cuando hace apenas unos meses se dedicaban insultos.

Corea del Norte cumple y entrega los restos de 55 soldados de EE UU
Conversaciones militares entre Seúl y Pyongyang

En el marco del nuevo entendimiento de Corea del Norte con su vecino del Sur y con Estados Unidos, los representantes de Defensa tanto de Pyongyang como de Seúl han acordado sostener conversaciones la semana que viene para discutir una serie de medidas relacionadas con los aspectos militares del acuerdo alcanzado durante la cumbre celebrada en abril.

Los Ejércitos de ambas Coreas disertarán sobre cómo convertir la Línea Limítrofe del Norte, una frontera marítima de facto, en una zona de paz con el fin de prevenir conflictos accidentales en aguas de primera línea.

Las conversaciones se llevarán a cabo el próximo martes 31 de julio en la zona desmilitarizada de Panmunjom en la Casa de la Paz, un edificio controlado por Corea del Sur, según ha recogido la agencia de noticias surcoreana Yonhap.Pyongyang propuso primero los diálogos y, posteriormente, Seúl aceptó su propuesta, según el ministerio.

El comandante general Kim Do Gyun dirigirá la delegación surcoreana, que cuenta con cinco miembros, mientras la delegación de Corea del Norte estará representada por el teniente An Ik San.

Las últimas conversaciones de este tipo se llevaron a cabo el 14 de junio, por primera vez en más de una década, también en Panmunjom. En ese momento, las dos partes acordaron restaurar sus líneas de comunicación militar.

Tras la cumbre del 27 de abril, el presidente de Corea del Sur, Moon Jae In, y el líder norcoreano, Kim Jong Un, emitieron la Declaración de Panmunjom, que pide esfuerzos conjuntos para aliviar las tensiones militares y "prácticamente eliminar el peligro de la guerra".

Kim hace cambios en su ejército

En las últimas horas ha trascendido desde el opaco régimen norcoreano que Ri Yong Gil se ha convertido en el nuevo jefe del estado mayor militar del país, el último cambio de liderazgo efectuado por Kim Jong Un.

Mientras el líder 'supremo' de Corea del Norte cambia su enfoque a la economía y persigue la diplomacia con Estados Unidos ha estado sustituyendo a sus oficiales más antiguos y conservadores que estaban comprometidos con la doctrina nuclear del país por otros más leales que seguirían cualquier cambio que pudiera hacer, según funcionarios y analistas estadounidenses.

La agencia oficial norcoreana KCNA ha señalado que Ri acompañó a Kim en su visita al cementerio de veteranos de guerra como jefe del estado mayor general del Ejército.Todos los funcionarios recién ascendidos son más jóvenes que sus predecesores, a pesar de que todos tienen más de 60 años. Ri tiene 63 años, 21 menos que su predecesor, Ri Myong Su.

Otr Press

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs