MENÚ
martes 18 diciembre 2018
22:34
Actualizado

Dinamismo vs desigualdad

Tiempo de lectura 2 min.

03 de diciembre de 2017. 03:29h

Comentada
3/12/2017

¿Considera equilibrada la reforma del sistema de impuestos?

–No. No es una reforma justa. En primer lugar porque aumenta los impuestos a las personas con ingresos medios y bajos y ofrece grandes ventajas a los más ricos. Además, esta ley deroga parte de la Ley de Asistencia Asequible, conocida Obamacare (la reforma sanitaria del ex presidente Obama) lo cual implica que aumentará los costes de seguro sanitario para muchas personas de ingresos medios y bajos.

¿Ha tenido que ceder en algunos aspectos el presidente Trump para que esta ley pasara la prueba del Senado?

–No creo que Trump tuviera mucho que ofrecer a los republicanos críticos y además esto es algo que se gestiona más en el seno del Congreso. Lo que Trump podría hacer sería dejar de crear distracciones, como la referencia a Pocahontas durante una ceremonia para honrar a los veteranos navajos y la lucha sobre quién está a cargo de la Oficina de Protección Financiera del Consumidor, y permitir que los republicanos se centren en las labores legislativas, pero creo que Trump será incapaz de hacer eso.

¿Por qué ha costado tanto esfuerzo sacarla adelante en el Senado?

–Por dos motivos. El primero porque el balance partidista del Senado, entre republicanos y demócratas, es más ajustado que en la Cámara de Representantes, por lo que si todos los demócratas votan en contra del proyecto de ley, los republicanos solo pueden permitirse que dos senadores republicanos voten en contra. En segundo lugar, los senadores representan y son elegidos por las personas de un estado entero. El «gerrymandering» partidista (que es el trazado de distritos electorales para favorecer a un partido político) actualmente le da a los republicanos una ventaja en la Cámara de Representantes y significa que muchos representantes republicanos representan distritos que los demócratas no tienen posibilidades reales de ganar. Los representantes en esos distritos tienden a ser muy conservadores porque la principal amenaza para su reelección proviene de ser insuficientemente conservadores y perder ante otro republicano en una elección primaria, más que por ser demasiado conservadores y perder ante un demócrata en las elecciones generales. Pero como los estados no pueden ser «manipulados» para las elecciones al Senado, los senadores se enfrentan a este «peligro» en las elecciones generales si son demasiado conservadores.

¿No había una cierta intención por parte de los republicanos más críticos de amargar al presidente Trump esta victoria legislativa?

–Los senadores republicanos probablemente estén más preocupados por la reelección del año que viene que por cualquier otra cosa.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs