El primer ministro de Canadá apela a la normalidad institucional

El primer ministro de Canadá, Stephen Harper, ha condenado el "despreciable ataque"perpetrado este miércoles contra el Parlamento y ha apelado a la normalidad institucional para superar este incidente, en el que ha perdido la vida un miembro de las Fuerzas Armadas y un "hombre sospechoso"de realizar los disparos.

"Aunque el primer ministro ha manifestado que todavía se están investigando los hechos, ha condenado este despreciable ataque", ha informado la oficina de Harper en un comunicado, según la agencia Reuters. El primer ministro, que se vio sorprendido por el tiroteo durante una reunión con miembros de su partido, ha reiterado la "importancia"de que tanto el Gobierno como el Parlamento mantengan su "funcionamiento"a pesar de los tiroteos.

La zona centro de Ottawa permanece completamente cercada por las fuerzas de seguridad, que han desplegado un amplio operativo para tratar de localizar a varias personas después de que un miembro de las Fuerzas Canadienses fuese tiroteado junto al monumento a los caídos. Las autoridades no han identificado a la víctima, aunque la cadena CBC ha asegurado que se trata de un reservista.

"Estábamos esperando para dar una vuelta por la ciudad cuando, de repente, oímos cuatro disparos", ha dicho Jan Lugtenborg, un turista holandés, en declaraciones a la CBC. "Vi a un hombre bajo con melena negra y un largo fusil que huía en dirección al Parlamento", ha relatado.