Internacional

El sargento Bowe Berghdal abandona el hospital militar

El sargento estadounidense Bowe Bergdahl, liberado el mes pasado tras cinco años secuestrado por los talibán en Afganistán, ha abandonado este domingo el hospital militar de San Antonio en el que se encontraba ingresado desde el 13 de junio.

Publicidad

El sargento estadounidense Bowe Bergdahl, liberado el mes pasado tras cinco años secuestrado por los talibán en Afganistán, ha abandonado este domingo el hospital militar de San Antonio en el que se encontraba ingresado desde el 13 de junio.

Bergdahl ingresó en el hospital para ser sometido a un tratamiento destinado a facilitar su reintegración, según ha detallado la cadena de televisión estadounidense CNN. A pesar de haber recibido el alta, continuará con el tratamiento en la base conjunta San Antonio-Fort Sam Houston.

"Su proceso de reintegración continúa con su exposición a más gente y con un incremento gradual de las interacciones sociales", ha detallado el Ejército a través de un comunicado. "El asesoramiento por parte de los psicólogos de Supervivencia, Evasión, Resistencia y Escape (SERE) continuarán para garantizar que progresa hasta poder regresar a sus funciones", ha remachado.

La liberación de Bergdahl, lograda a cambio de la puesta en libertad de cinco presos talibán de Guantánamo que han sido trasladados a Qatar, ha estado rodeada por la polémica ya que no están claras las circunstancias en las que éste fue secuestrado, ya que algunos compañeros apuntan a que había abandonado su puesto.

Publicidad

El Departamento de Defensa estadounidense informó la semana pasada de la apertura de una investigación sobre los "hechos y circunstancias"relacionados con la desaparición y el secuestro de Bergdahl.

"El objetivo principal de esta investigación es, como en cualquier otra investigación, determinar los hechos e informar de los mismos a la autoridad pertinente", señaló el comunicado del Pentágono, que reveló que el encargado de la investigación será el general de brigada Kenneth R. Dahl.

Publicidad

El comunicado indicó que, en cualquier caso, la prioridad es la salud y la reincorporación del sargento Bergdahl, por lo que éste no será entrevistado por el investigador jefe hasta que el equipo que se encarga de su reintegración dé su aprobación. Por ello, no se ha fijado ningún plazo para la presentación de conclusiones.

Bergdahl fue secuestrado en algún momento después del 30 de junio de 2009, cuando abandonó la base de Mest-Lalak, en la provincia afgana de Paktika. Actualmente se encuentra ingresado en el Centro Médico Militar Brooke de San Antonio, en Texas, donde los expertos están trabajando para facilitar su reintegración en la vida cotidiana.