La inesperada erupción del volcán italiano de Estrómboli mata a un excursionista

Escenas de pánico entre los turistas de las islas Eólias por la gran columna de humo y los ríos de lava. Es la explosión más grave en Italia desde 1985

El volcán Estrómboli en plena erupción
El volcán Estrómboli en plena erupción

Escenas de pánico entre los turistas de las islas Eólias por la gran columna de humo y los ríos de lava. Es la explosión más grave en Italia desde 1985

Las imágenes tenían apariencia apocalíptica. A media tarde, el volcán Estrómboli, situado en la isla italiana del mismo nombre, ha entrado en una violenta erupción. Comenzaron a correr ríos de lava por las laderas y desde lo lejos se veía una gran columna de humo. Según confirmaron fuentes de Protección Civil ha muerto una persona, un excursionista que se encontraba haciendo una ruta por la montaña, y al menos otra ha resultado herida. El pánico provocó que decenas de turistas se lanzaran al mar para evitar las rocas y la lava que seguía cayendo. Al cierre de esta edición, el volcán seguía todavía activo, por lo que dos hidroaviones sobrevolaban la zona para extinguir los incendios que se desataron.

El Estrómboli es especialmente célebre por la película de Roberto Rossellini, en la que el volcán amenaza metafóricamente una angustiosa existencia a Ingrid Bergman. Pero hoy esa advertencia se ha hecho más concreta que nunca. Se trata de un pequeño volcán en actividad situado en las islas Eólias, al norte de Sicilia. Un lugar escasamente habitado, frecuentado por turistas que buscan tranquilidad y al que sólo se puede llegar en barco.

La Guardia Costera italiana estaba preparada para evacuar por mar al centenar de visitantes que estaban allí, aunque el alcalde de Lipari -el ayuntamiento del que depende-, Marco Giorgianni, ha dicho a los medios que finalmente “no se ha producido ninguna evacuación y los daños registrados han sido pocos”. Lo peor fue el pánico provocado por una erupción de gran magnitud. La columna de humo que salía del cráter era tan alta, que dificultó la tarea a los equipos de emergencia que no conseguían tener visibilidad. “Todas las personas que se encontraban en el pueblo se han lanzado al agua. La situación es crítica, aunque no haya heridos. Estamos todos fuera de las casas, pese a que fuera sigue habiendo una nube densa de humo y sigue cayendo una lluvia de cenizas”, ha dicho Gianluca Giuffrè, propietario de un negocio en la isla, a la agencia Ansa.

El Centro Nacional de Geofísica y Vulcanología registraron dos tremendas explosiones poco antes de las 5 de la tarde. Los técnicos del instituto apreciaron, según los medios italianos, “una columna eruptiva de dos kilómetros de altura, que se iba a desplazando en dirección suroeste”. Después hubo otras 20 pequeñas erupciones, a modo de réplicas. Sin embargo, y pese a que la situación no quedó del todo controlada, no se teme porque haya más daños humanos o físicos.

Episodios de este tipo son bastante infrecuentes, aunque no inéditos. En 2003 y 2007, el Estrómboli vivió pequeñas sacudidas, de menor alcance a la que se ha producido hoy. Según el centro de medición italiano de estos fenómenos, se trata de la erupción más grave al menos desde 1985, cuando comenzaron a registrar estos episodios. En 2002 también hubo otra erupción que provocó un leve tsunami en el mar Tirreno.

Italia es un país con fuerte actividad sísmica y en el que los volcanes suponen también una amenaza para millones de sus habitantes. El Etna, cerca de la ciudad siciliana de

Catania, entra en erupción periódicamente; mientras que, en las faldas del Vesubio, a las afueras de Nápoles, viven millones de personas que podrían verse afectadas en caso de que éste retomara su actividad. Pompeya sigue siendo un recuerdo vivo, que estos episodios se encargan de mantener presente.